21
May
10

la voz del miedo (1)

Nos llegó al consultorio un mail de Natalia R* contándonos su historia y con su consulta. Como es un poco largo lo vamos a publicar en dos partes. Acá la primera, la historia:

No puedo expresar el agradecimiento que siento hacia ustedes. Es solo una oración en este (LARGO!) mail, pero créanme que está presente en cada párrafo.

Buenos días (buenas altas horas de la noche, en realidad).
Mi nombre es Natalia, y tengo 17 años, 18 en unas semanas.
Tengo una larga historia de terapias, iniciada cuando mi edad no alcanzaba los dos dígitos (no sé cuántos años tendría. ¿Cinco?), pero el verdadero problema empezó (bueno, se manifestó) en sexto grado cuando empecé con ataques de pánico en la escuela mayormente. Terapia cognitiva/conductista (perdón por la impresición) de por medio, fui superándolos. En ese año me había mudado, cambiado de escuela y había nacido mi hermana 7 años menor, así que fue adjudicado a eso.
En séptimo grado tuve el mejor puntaje en un examen de todo el distrito (un estudiante por escuela). Al mismo tiempo estaba estudiando para el ingreso a la secundaria XXXX, el cual pasé sin reprobar ninguna materia (estoy convencida de que del estrés perdí unos años de vida).
El siguiente año empecé Chino los sábados, donde conocí a aquellos que serían mis amigos y mi familia desde entonces hasta hoy. También ingresé al XXXX, sin conocidos. Ahí encontré a quien aún hoy es mi mejor amiga, pero por defender a una chica bulímica en primer año, hicieron de mí el hazmerreír los otros dos, hasta que no soporté más el abuso y me fui en tercer año. Esos dos años tuve ataques de pánico, al punto que a fin de tercero mi mamá tenía que ir a buscarme a  XXXX XXXXX (donde practicábamos deporte) en el auto porque no soportaba el largo viaje en colectivo.
Cambié de secundaria. En la nueva conocía una chica muy superficialmente, pero terminamos siendo buenas compañeras (amigas un tiempo… no hubo pelea, solo distanciamiento, y cierto rencor de mi parte). Mientras tanto me seguía viendo con mis dos amigas de la secundaria. Los ataques de pánico se fueron yendo, mantuve un bajo perfil (no de “chica tímida”, en realidad, solo de “genio-lobo solitario que almuerza en las escaleras de Plástica en vez de en el comedor”. Me sentí muy aceptada. No hice muchos amigos, pero estaba cómoda. Ya desde el primer día había dicho que no iba a ir al viaje de egresados (no fumo no bebo no… no es mi estilo), mentira de por medio para no tener que revelar que en realidad no iba porque no QUERÍA.
La secundaria terminó. Me atacó una depresión como nunca había tenido antes. En esos años había pasado por varios psicólogos, y por fin los había dejado un tiempo antes. Un día fui llorando a mitad de la noche a la habitación de mi madre y me aconsejó volver. Lo hice. Unos meses después de empezar el tratamiento, los ataques de pánico volvieron como nunca antes junto con la agorafobia (desde diciembre que no puedo salir libremente de casa salvo para ir a la psicóloga, psiquiatra o la casa de mis abuelos).
La universidad me aterroriza, aunque el conocimiento me encanta y no tengo (muchas) dudas sobre mi carrera. Tengo muchos traumas con lo que es la sexualidad. Mis padres se divorciaron hace unos años, siempre tuve una relación horrible con mi viejo (en ciertas épocas, abuso directamente, pero él siempre lo hizo con la mejor intención, si bien con la menor cantidad de neuronas). El divorcio fue un alivio para mí, pero ahora él presiona para “recuperar la relación”. Tal vez gracias a todos mis temas con él, nunca tuve novio (soy heterosexual; contemplé la bisexualidad, pero nop, no soy así). Nada sorprendente, porque en el segundo en que me entero de que los sentimientos son recíprocos todo MI interés desaparece, dejándome en una situación muy incómoda.
Y ahora que conté mi historia… el Rivotril.
Estoy medicada con paroxetina, pero para episodios de pánico agudos, tomo clonazepam. Siempre estuve en contra de cualquier tipo de droga ilegal y del alcohol. Pero el Rivotril me da una notable paz. En general peco de tomar demasiado poco, pero hoy me di cuenta de esa felicidad que siempre me trae.
Tengo miedo.
De nuevo.
Siempre que había escuchado “clonazepam como uso recreativo”, no le había dado bola. Pero… ya ‘quiero estar drogada todo el tiempo’ es una frase que digo mucho. Y me estoy preguntando si realmente lo digo en chiste.
-Natalia con la voz del miedo
Y Agrega, en un segundo mail:
(aclaración)
Sigo estando en terapia con la psicóloga y la psiquiatra, y realmente pasé por muchas “manos”. No espero que me den una clave mágica. Pero a decir verdad, y con un poco de vergüenza, debo confesar que me hace sentir bien contar estas cosas, sobre todo a gente que no va a decir “ayyy, pobree” y quedarse incómoda sin saber que hacer. No quiero una epifanía, pero tal vez puedan darme una nueva pista. 😦
Mil gracias, ya de por sí solo por leerlo.
(Continuará)
Anuncios

6 Responses to “la voz del miedo (1)”


  1. 1 Ana
    21 mayo, 2010 en 17:12

    me dejaron sin palabras!

  2. 21 mayo, 2010 en 18:17

    wow…ey y sera aplicable eso q los padres generan traumas en los hijos???
    espero la otra part tambien

  3. 5 Lu
    2 agosto, 2010 en 15:36

    Buenas tardes! Me llamo Lu, tengo 25 años y les cuento que actualmente estoy conviviendo con una situación similar; al leer lo que contaba Natalia R* lo asocié instantáneamente con lo siguiente.
    Mi prima (que para mí es como mi hermana) está viviendo muchas cosas parecidas. DICE que intentó cortarse las venas; está tomando rivotril y otro medicamento más que no me acuerdo el nombre. Se los recetó el neurólogo cuando le dijo que tenía muchos dolores de cabeza. SIN ningún análisis/estudio previo; sin nunguna interconsulta con un psiquiátra o psicólogo. (Estoy exagerando o eso es realmente una barbaridad?)
    NO QUIERE consultar con un psiquiatra porque, según ella “no está loca”. Le dije muchisimas veces que nadie la acusa de loca, que yo quiero que vaya para que la controle y le diga si necesita o no lo que está tomando; pero sigue con su postura de “yo no estoy loca!!!”.
    Tiene 15 años y sí; tiene una historia muy jodida; pero el día que le pase algo aún más grave; que va a tomar?!?! (Eso es lo que le pregunté para hacerla reaccionar; y se queda callada).
    La madre; mi tía del alma, está paralizada; QUIERE pero no PUEDE reaccionar. Yo le sugerí que pruebe con otros profesionales, que consulte, que se informe, que vea otras opciones; pero no lo hace.
    No sé si dejarme llevar por la opinión de mi tía; quien dice “lo hace para llamar la atención…” o seguir insistiendo en que consulten LAS DOS con otro profesional.
    Le sugerí también a mi tía que retome su terapia o empiece otra pero me dice “Ya no quiero. La última me dijo cosas que no me gustaron y no fui más”, “Ya fui a varias psicólogas y no me sirvieron”… Yo creo que es un poco una lotería… Le puse mi ejemplo: “Tía… yo hace años que voy a la psicóloga porque lo necesito y me hace bien; y no fui siempre a la misma… probé con 5 distintas, desde los 12 años; y recién ahora siento que me sirve, me ayuda y estoy mucho mejor” pero no… no hay caso.
    Quería comentarles esto porque posiblemente varias personas estén en la misma situación que yo; que quieren ayudar y no saben cómo.
    Proximamente volveré a escribirles ampliando esta historia, a ver si alguien me puede ayudar a ayudar 🙂
    Desde ya muchas gracias.
    Excelente blog!! Gracias por este espacio, es super útil 🙂

    • 2 agosto, 2010 en 15:53

      Lu:
      NADIE debería tomar medicacion psiquiátrica sin supervisión de un especialista en psiquiatría. Es muy importante porque la medicacion tiene efectos adversos y secundarios y además porque en muchos casos los pacientes las usan para intentar suicidarse. Hay que poder evaluar costo/beneficio. Por supuesto que ir al psiquiatra no implica que uno esté loco, pero a veces es dificil hacerselo entender a algunos.

      Nos encantaría si podes ampliar tu consulta para que podamos responderlo mejor y que sirva para otros que está en situaciones similares.

      Nos alegra que resulte útil!
      Podes recomendarselo a tu prima y a quienes te parezca.

      Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


.: ¿Cuál es tu responsabilidad en aquello de lo que te quejas? :. -------------------------------------- Consultas: tuanalistaonline@gmail.com --------------------------------------
* Todos los nombres son ficticios. Además cambiamos la mayoría de los datos personales para mantener la confidencialidad de las consultas.

Querés preguntar algo y no te animás?

Hacé tu consulta anónima en: http://www.formspring.me/tuanalista

Estamos en Facebook

Pasaron por el Divan

  • 45,552 Pacientes
mayo 2010
L M X J V S D
    Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 28 seguidores

Seguinos en facebook

Votanos acá:

http://lablogoteca.20minutos.es/tu-analista-17389/0 Premios 20Blogs
Nuestro blog en
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
donde dormir en castilla la mancha
Facebook

A %d blogueros les gusta esto: