24
May
10

¿Cambio de terapeuta?

Les copio la consulta que nos dejó Gisela H.* en el consultorio.
Hola Chicas, cómo están?
Les escribo porque tengo un tema en la cabeza. En realidad es un asunto que lo tengo hace más de dos años dándome vueltas en la cabeza, pero jamás me atreví a enfrentarlo.
Hago terapia psicológica hace 8 años y medio con la misma terapeuta, desde 2001.
En estos últimos años, muchos empezaron a preguntarme si 8 años no es demasiado, que tal vez la confianza que teníamos ponía un límite.
Lo cierto es que noto que hay ciertos temas que no quiero abordar con ella. U otros, en los que ella hace como una especie de proyección. Por ejemplo: es una mujer con sobrepeso, entonces cuando nota que estoy engordando, me lo marca. Me da por el forro del culo. Nadie le pidió opinión. El tema del sobrepeso, las dietas y ella se vuelve recurrente, cuando personalmente no tengo el mínimo interés de hablar de eso.
Muchas veces siento que opina.
O tal vez sea simplemente yo. Sin embargo, eso ya no importa, aunque sea yo, creo que mi hablar ya está limitado, que no me puedo abrir tanto como quiero ni sentir la confianza-confidencial -ja!-, porque entro en un espiral de pensamiento que me dice: que no le hable de ciertas cuestiones porque me va a juzgar, ¿acaso me juzga o soy yo creyendo que me juzga?, de todas maneras la relación ya está estropeada porque no quiero hablar. Digo, no querer hablar es un límite a una terapia basada en el psicoanálisis,
Un par de veces intenté abordar el tema, pero ella cambia de rumbo y yo la dejo. En otras ocasiones, me enojé tanto que ni siquiera fui a la sesión siguiente. No sé por qué no enfrento el tema. Tampoco es fácil seguirme a mi, mi ritmo de pensamiento. Esta mujer conoce mis mecanismos lógicos, mis probabilidades de actuar. Es una profesional brillante y sé que laburamos mucho y también sé que no soy una paciente inquieta. Me doy cuenta que en caso de buscar otro profesional, debería estar a altura de las circunstancias. No quiero a alguien que se cruce de piernas y me diga “aja”, tome notas (o al menos lo simule) y a los 50 minutos me despida con un saludo de manos, de su consultorio en Palermo.
No sé si estoy exagerando.
Espero sus opiniones!
Besos
Gisela, la consulta que nos mandas es sumamente interesante, pero no es tan fácil de responder. No es tan fácil porque en realidad la respuesta que podamos darte es un asunto de opinión (y no exactamente de opinión profesional!). Pero igualmente vamos a tratar de decirte lo que pensamos.
Primer tema: duración de la terapia. Las terapias psicoanalíticas no tienen una duración determinada de antemano, y casi siempre depende más del paciente que del terapeuta. Depende de que tan focalizado o generalizado sea el tema de la terapia, y en algunos casos pueden durar muchos años. O sea, 8 años es bastante, pero puede que no sea suficiente, depende de cuáles sean tus objetivos. De todos modos por la situación que contás, nos parece que sería interesante que pudieras tomarte un rato para pensarlo, evaluarlo vos misma. Pensar por ejemplo: ¿Qué te pasaba cuando empezaste esa terapia? ¿Cómo estás ahora? ¿Cuánto resolviste? ¿Cuánto te queda por resolver? Hay que pensarlo bien, por que en el fondo, no todo se puede resolver por medio del análisis. Muchas cosas si, pero muchas no. Lo ideal sería que pudieras hablarlo con ella. Tomarse algunas sesiones para pensarlo. Pero si como decís, no lo ves posible, podés tratar de pensarlo vos sola. Creo que a esta altura del tratamiento puede que no la necesites para todo.
Segundo tema: la confianza, el vínculo terapéutico. Como seguramente sabés en las terapias psicoanalíticas el vínculo terapéutico es uno de los puntos centrales, de los más importantes. Es lo que nosotros los psicoanalistas llamamos “la transferencia“. Casi que te diría que sin eso no se puede trabajar. Ahora, la transferencia puede ser positiva (Que quieras a tu terapeuta, que te parezca genial o hasta que casi te enamores) o negativa (Que lo odies, que te enojes con lo que te dice, etc… ) o neutra. En los primeros dos casos la terapia puede funcionar bien. Ya sea porque te encanta, o porque te molesta, las cosas que te dice o hace funcionan en tu cabeza. Pero si te es indiferente, si ya no respetas su trabajo, las cosas se complican. Puede que sus palabras (o silencios) te pasen de largo y en ese caso habría que evaluar si no estás perdiendo el tiempo (y el dinero). Pero esto no es tan simple. No podemos saber que pasa dentro de ese consultorio, ni dentro de tu cabeza. Eso es algo que tendrás que evaluar vos. Ya sea un límite tuyo, de ella, o del vínculo entre ambas, nos parece que lo más importante sería poder pensar si el trabajo que estás haciendo con ella te sirve o ya no te sirve. Si vos sentís que los temas que no estás pudiendo hablar con ella son importantes habrá que intentar dos cosas. Primero, ver si lo podés resolver con ella. Plantearle que hay temas que estás sintiendo que no podés trabajar, que algo del vínculo te hace de obstáculo, etc. Y ver que pasa. Si como vos decís te cambia de tema, y esto sigue siendo importante, tendrás que evaluar cambiar de profesional. Aunque nos parece que ya lo estás pensando. Obviamente, por más que los idealicemos, todos los terapeutas son además personas, así que es entendible que toda terapia tenga un límite más acá o más allá del “fin de análisis”.
Esperamos haberte dado alguna respuesta, aunque está más que claro, la decisión es tuya.
———————–
¿Y ustedes que opinan? ¿Les pasó algo así? ¿Qué le recomendarían a Gisela?
Anuncios

7 Responses to “¿Cambio de terapeuta?”


  1. 1 Gisela
    24 mayo, 2010 en 14:53

    Gracias chicas!
    No saben cuán luz echaron sobre mi lío mental. Soy bastante vueltera con las decisiones importantes.
    No soy psicóloga, nadie de mi entorno lo es, y hay ciertas cuestiones que estaba pasando de largo.
    Me gustó mucho la última frase que pusieron: “por más que los idealicemos, todos los terapeutas son además personas”
    La transferencia sigue funcionando extraordinariamente.
    Lo hablaré con ella. Gracias

    • 25 mayo, 2010 en 11:55

      Gisela: nos alegra mucho que te haya servido para poner en orden las ideas. ¡Para eso estamos!

      Y hablarlo con ella es probablemente la mejor solución.

      Suerte!

  2. 3 ivana
    6 julio, 2010 en 20:40

    estoy pensando cambiar de psicoanlista,pregunta los terapeutas hacen una especie de historia clinica? para pedirla y llevarla al nuevo terapeuta

    Gracias

    • 6 julio, 2010 en 22:08

      Ivana: eso depende. Si te atendes en alguna institución, seguramente. Sino depende de tu terapeuta. De todos modos podés pasarle a tu nuevo terapeuta el teléfono del anterior, y que lo hablen entre ellos.

      Saludos!

  3. 5 Ricardo
    21 agosto, 2010 en 12:05

    Hola, voy a terapia psicoanalítica (enfoque modular transformacional)hace 9 años y me pasa que tengo una gran impaciencia porque quiero que mis problemas “de siempre” se solucionen de una vez por todas. Le exigí a mi psicóloga que ella es la que me debe apretar ese “botón” que me puede hacer cambiar porque yo no puedo (o no quiero) apretarlo. En cuanto a la transferencia, es positiva porque me gustan sus ojos y como me habla, y me hacen gracia algunos de sus chistes. Además me parece agradable y atractiva. (creo que es lo normal no?)
    Pero a veces ella dice cosas, hace intervenciones que me parecen inentendibles o inadecuadas, aunque siempre me pongo en el rol del que no entiende porque tiene problemas para entender.
    Desde hace un tiempo busco algua actividad que pueda ayudarme directamente a mis problemas, he pensado en el psicodrama o en un entrenamiento en expresión verbal. Además he buscado algún tipo de terapia o forma de actividad que me motive a actuar y a emocionarme con objetivos, pero no encontre nada convincente, la P.N.L. no funciona conmigo y no soporto que me den órdenes o consejos (tu deberías hacer esto o aquello). Justamente mis problemas son 2 : 1-relacionamiento con los demás (me paralizo, me da miedo, me vuelvo mudo, transpiro o me pongo colorado, me convierto en muy torpe)
    2- Inacción frente a lo que debo hacer. Hago las cosas cuando ya no hay mas remedio, como cocinar o limpiar, pero se complica cuando tengo que estudiar o trabajar. La vida no me motiva. No encuentro un sentimiento de placer, pasión o atracción que me lleve a actuar.

    Estas 2 cosas que me pasan tienen consecuencias limitantes en mi vida. Yo trabajo y voy a una facultad pero a un ritmo super dificultoso. Y no hablo con las personas cuando tengo que explicar algo o exponer. Me da terror y me olvido de todo. Con mi psicóloga hemos tratado esos temas pero ella destaca los logros de estos 9 años de terapia. Y que la decisión de actuar es mía, no de ella. Esto es verdad pero el problema es que estoy estancado y no avanzo. Como puedo tomar una decisión y actuar si la vida no me atrae lo suficiente? ¿como superar este boicot que me hago a mi mismo todos los días?
    Me gustaría que opinen o que aporten alguna experiencia similar y como salieron de ese trance.

    • 24 agosto, 2010 en 10:03

      Hola Ricardo. Gracias por tu consulta. Nos vamos a tomar el tiempo de leerla cuidadosamente y respondertela en un post aparte. Esperamos que nos tengas paciencia.

      Saludos!

  4. 7 Giselle
    3 abril, 2011 en 21:42

    Quería consultar acerca de un problema que tengo con mi psicoanalista. Estoy en tratamiento hace 2 años, la transferencia con ella ha sido positiva, aunque por moemntos se ha negativizado.
    Uno de los problemas es que ella es de La Plata,y por ende no puedo pedirle que me de otra sesión en la semana, y a veces estoy muy angustiada. El otro día no me contesto los sms que le envie y no me atendió por teléfono, yo lo sentí que ya no me quiere seguir atendiendo porque soy una paciente muy difícil y a ella no le gustan los casos complicados, ya que me ha dicho que le huye a los pacientes autistas, discapacitados y a los niños. No se que hacer porque no puedo seguir un tratamiento cuando la profesional me atiende a desgano y me hace sentir que soy una molestia. Su indiferencia me ha lastimado, porque yo la consideraba la mejor psicóloga y ahora me siento desilucionada, ella me dice que es muy feliz cuando yo le estoy diciendo que siento una soledad inmensa y que no tengo a nadie, esta intervención me parece inadecuada, ya que es comer delante de los pobres.
    Me duele mucho dejar el tratamiento con ella, pero realmente no se que hacer.
    Espero que me puedan ayudar!
    Muchas gracias!!
    Saludos!
    Giselle Gómez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


.: ¿Cuál es tu responsabilidad en aquello de lo que te quejas? :. -------------------------------------- Consultas: tuanalistaonline@gmail.com --------------------------------------
* Todos los nombres son ficticios. Además cambiamos la mayoría de los datos personales para mantener la confidencialidad de las consultas.

Querés preguntar algo y no te animás?

Hacé tu consulta anónima en: http://www.formspring.me/tuanalista

Estamos en Facebook

Pasaron por el Divan

  • 44,952 Pacientes
mayo 2010
L M X J V S D
    Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 28 seguidores

Seguinos en facebook

Votanos acá:

http://lablogoteca.20minutos.es/tu-analista-17389/0 Premios 20Blogs
Nuestro blog en
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
donde dormir en castilla la mancha
Facebook

A %d blogueros les gusta esto: