Archive for the 'Sexualidad y Pareja.' Category

10
Mar
11

El era mi Dios.

Ésta es la consulta que nos dejó un usuario anónimo en nuestra cuenta de Formspring. Recuerden que pueden hacer consultas anónimas por ahí: http://www.formspring.me/tuanalista

 

no sé qué hacer, la persona que DESEO o deseaba que me quiera de verdad y la única persona de la cual me importaba ésto, me odia (y es porque no le gusto) y a él le gusta mi ex mejor amiga, conclusión: ya no sé en quién creer y me gustaría tener a alquien en quien CONFIAR y tipo como un guía para mi vida, alguien por quién valga la pena todo y que me de esperanza, el era como un dios para mi, si bien siempre fuimos nada ya que nunca le guste, pero ahora, intento encontrar a alguien quien me importe de verdad y de quien poder tener como modelo y poder hacer sentir orgulloso (ya que este era mi objetivo con él) pero hay nadie, lo quiero a el, pero nada mas puedo hacer para llamar su atencion e importarle y que sea mi dios otra vez

Querida anónima: Antes que nada gracias por enviarnos tu consulta. Hay muchas cosas que nos gustaría que nos cuentes para poder pensar tu consulta. Qué edad tenés, a qué te dedicas, cómo está conformada tu familia. Tal vez nos equivoquemos, pero el estilo de redacción de tu consulta nos da la sensación de que estás atravesando la adolescencia. ¿Es así? Bueno, es un poco difícil darte alguna respuesta con tan poquitos datos, pero vamos a intentarlo de todos modos.

Lo primero que nos llama la atención de tu texto, y nos encantaría que te detengas a releerlo en detalle, es la cantidad de palabras totalizadoras que usas. Con esto queremos decir, que pareciera por tu escrito al menos, que tenes una tendencia a ir a los extremos. El es el ÚNICO. Es TODO o NADA. Te AMA o te ODIA. Es tu DIOS, tu GUIA o tu EJEMPLO. Ahora pensemos juntas: Todo eso ¿No es demasiado para una persona sola? Entendemos que cuando uno está enamorado tiene una tendencia importante a idealizar a la persona amada, pero querida anónima, tratá de recordar que él es solo una persona, un humano con virtudes y defectos como vos. No es un dios. Es por eso que te recomendamos que trates de pensar un poco en esto, porque este tipo de relaciones, tan polarizadas (todo o nada) nunca son buenas. Lo que te recomendamos es que NO HAGAS NADA por recuperarlo. El NO ES lo que vos te imaginás que es. Es solo una persona. Lo que tendrías que hacer, para tu bien, es empezar a creer un poco más en vos misma. ¿Quién dice que necesitás un Guia, un Ejemplo? Y aunque así fuera… ¿Por qué no encontrarlo en vos misma, en tu familia, en los amigos, en un profesional de la salud o incluso en la religión? Lo más importante sería que trates de no depositar todo eso junto en una sola persona, porque es una carga demasiado importante y eso puede asustar a cualquiera. Tratá de repartir esa carga en distintas personas. Rodeate de amigos. Acercate a la familia. Pedí ayuda a un profesional. Si necesitás que te recomendemos un buen psicólogo con gusto podemos hacerlo. No dependas de una sola persona que facilmente puede defraudarte ¡Porque esperás demasiado de él! La gente no es perfecta, nadie lo es.

Si querés contarnos algo más de tu historia, hacelo a tuanalistaonline@gmail.com así vemos si podemos decirte algo más.

Esperamos que te haya servido.

———————————————————-

¿Y ustedes, qué opinan? ¿Qué le recomendaría a nuestra paciente anónima?

https://tupsico.wordpress.com/2011/02/14/cuando-se-apaga-la-luz/ 

no sé qué hacer, la persona que DESEO o deseaba que me quiera de verdad y la única persona de la cual me importaba ésto, me odia (y es porque no le gusto) y a él le gusta mi ex mejor amiga, conclusión: ya no sé en quién creer y me gustaría tener

Anuncios
02
Feb
11

No soy nada para él.

Esta es la consulta que nos envio Mariela P.* al mail del consultorio. Recuerden que pueden anviarnos sus consultas a: tuanalistaonline@gmail.com.

 

Hola, la verdad no sé bien que es lo que quiero consultarles. Siento que necesito palabras que me ayuden a sentirme mejor y a intentar cortar con un patrón de sufrimiento en mi vida.

Hice terapia en varias ocasiones, hace una año deje la ultima, la cual me ayudo mucho, pude terminar una relación de pareja de mucho sufrimiento, animarme a vencer miedos, empezar a hacer las cosas que me gustan y que siempre había postergado.

Comencé a ocupar mi tiempo y a gastar mi dinero en actividades que me daban muchas satisfacciones por lo que no continué con la terapia. Siempre creí que necesitaba continuarla pero estaba tan animada con lo que estaba haciendo, comencé a quererme un poco más, a conocer gente sentirme como hacía tiempo no lo hacía. Mi vida comenzó a ser muy linda, me sorprendía siendo una persona alegre la mayor parte del tiempo, hasta que conocí un chico (había conocido otros anteriormente, tenido citas, pero ninguno me atraía como hombre) enseguida me fascino con su personalidad, su inteligencia, su humor y habilidades, además en la cama tenemos mucha química. Tiene una personalidad muy egocéntrica, narcisista que fui descubriendo con los días, siempre hay que compartir sus intereses, sus actividades, todo lo mío es feo o sin importancia, me criticaba mi forma de vestir y hasta el color de las paredes de mi casa, enseguida mi autoestima empezó a flaquear, comencé a sentirme tan poca cosa a su lado, obviamente que no era todo el tiempo así, también puede ser muy agradable y conquistarme con mucha facilidad, parecía como que cuanto más yo me abría a él, cosa  me costaba bastante por su mirada crítica, el más se alejaba y comenzaba a ser indiferente. Yo intentaba protegerme y trataba de distanciarme y ahí el me buscaba, pero siempre a sus tiempos, a su manera. En síntesis.. creo que es muy confuso lo que escribo pero tampoco quiero corregirlo porque así debe ser más rico para analizar.. Me enamore de este hombre, pero sufro muchísimo con esta relación, siento que no soy nada para el y creo que siempre me engancho en este tipo de relaciones. A veces conozco hombres con los cuales me siento respetada, que me quieren por lo que soy, que me valoran pero no me siento atraída hacia a ellos. Creo que algo en mi me lleva a amar obsesivamente a quien no me corresponde o que de alguna manera me hace sufrir. Siento que mi vida marcha bien hasta que me la arruino enganchándome en una relación de este tipo. No quiero ser mas así, quiero poder ser feliz y amar sanamente a alguien.

Gracias por escucharme

 

Soy Mariela y tengo 31 años

 

Mariela, muchas gracias por animarte a contarnos tu historia! A ver… ¿Por donde empezar? Lo primero que tendríamos que recomendarte es que retomes tu terapia. Muchas veces nos da la sensación de que, cuando estamos bien ya no la necesitamos. A veces puede ser verdad y otras, como parece ser tu caso, tal vez hubiera estado mejor seguir un poco más. Por lo poquito que nos contás pareciera que tenés muchas inseguridades que además se potencian en la pareja. Está muy bueno que hayas logrado sentirte bien cuando estás sola, valorarte, quererte, disfrutar de tu vida y tus actividades. Solo falta un pasito más y es que todo esto pueda sostenerse en la pareja y sobre todo en la elección de pareja.  Lacan, un gran psicoanalista francés, tenía una frase muy enigmática que decía:

La mujer es el síntoma del hombre.

Esta frase, que puede sonar un tanto machista a primera vista, tiene varias interpretaciones posibles. Una de ellas, la más interesante para pensar este caso, apunta al sentido de que uno elige la pareja con lo más sintomático que tiene, con lo más enfermo. Las elecciones de pareja que uno hace no son aleatorias. Muchas veces repiten patrones de viejos amores arcaicos, sobre todo de los primeros amores, esos con los que aprendimos a querer y ser queridos. De esos que muchas veces son los más problemáticos. Sería muy interesante que, tal vez en un nuevo análisis si te animás, pudieras repasar la historia y la prehistoria de tus amores. Repensar qué cosas te atraen, qué se repite, de una elección a la otra, a quienes se parecen, qué modelo de hombre estás eligiendo, que tipos de vínculo estás estableciendo, cuál es tu colaboración en el armado de esos vínculos. Si, claro… porque es mucho más fácil quedarnos pensando que somos pobres víctimas que atraemos solo “hombres malos” que nos hacen sufrir. Pero la verdad es que una relación de pareja es de a dos. Uno elige al otro por algo (de lo cual después se queja) y contribuye a armar y sostener un tipo de vínculo determinado. ¡Todo esto es lo que hay que repensar!

Lo más simple, en este momento, sería contestarte: Mariela dejalo, ese hombre te hace sufrir, vos te merecés algo mejor! Pero tal vez estaría bueno que aproveches este momento para aprender algo, observar sus mecanismos y ver hasta qué punto vos no se los estás sosteniendo. De qué manera (e incluso porqué) le estas permitiendo que se crea “mejor que vos” y que todo lo tuyo es feo o sin valor. Por algo lo estás eligiendo, algo te enamora de él. Tomalo como un período de aprendizaje, que en el mejor de los casos va a servir para que la próxima vez puedas hacer una elección mucho mejor, más sana.

Esperamos que te haya servido y contá con nosotras si necesitás algo más.

———————————————

¿Y ustedes qué opinan? ¿Alguno pasó por una situación similar? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué le recomendarían a Mariela?

 

24
Ene
11

En una gran encrucijada (2)

Es muy difícil opinar, casi sin conocerlos, pero como decimos siempre: esto es como un juego. Alejandro, no te lo tomes demasiado en serio, tomá de esto lo que te sirva.

Por lo que nos contás la situación es bastante delicada y hay muchos factores en juego, la distancia, el trabajo, los problemas psiquiatricos de la suegra, el apego de cada uno a su propia familia de origen y al lugar de residencia son temas a tener en cuenta. Cada uno debería pensarlos por separado y despues ponerlos en común para ver si pueden llegar a algun acuerdo. Respecto a la situación que nos contás con tu suegra nos parece importante decirte esto: vos tenés derecho a elegir. En realidad ella también, pero por lo que nos contás ella ya eligió. Eligió quedarse con ella, que no es una mala elección… pero no es la única. Los dos son grandecitos ya y nos parece que a esta altura de la vida, y de la relación (no nos queda claro si son 4 o 7 años de relación, pero en cualquier caso es bastante tiempo) estaría bueno poner las cosas claras. No se trata, como decían en algun comentario de un “no puedo” sino de un “no quiero”. Aunque si ella relamente “no puede” tal vez no sería mala idea que ella empiece una terapia para revisar esos impedimentos. Es cierto que uno tiene responsabilidades para con sus padres, pero todo tiene sus límites. Si se le está ofreciendo tanto apoyo emocional como terapéutico y la persona lo rechaza, siendo una persona adulta, las opciones son varias. Primero, uno podría considerar que se trata de un adulto, que está en condiciones de arreglarselas por si misma y que esa es su elección. O sea, si no acepta ayuda y puede sola, que se arregle sola. La segunda opción sería pensar que no puede sola pero todavía no puede aceptar ayuda. En ese caso uno puede sostenerla durante un tiempo determinado (y tal vez estaría bueno poner un plazo para que no se haga eterno) hasta que la señora esté en condiciones de aceptar ayuda… o arreglarselas solita. La tercera opción, si la señora no está en condiciones de aceptar ayuda, no puede sola y además puede representar un peligro (para sí o para terceros) sería internarla. Esta es siempre una decisión muy difícil en la cual tienen que estar de acuerdo los familiares con un médico psiquiatra y además considerar que sea lo mejor para la persona en cuestión, y no solo para evitarle los problemas a los familiares. Pero esta es una decisión que tu pareja tiene que tomar sola, o con el resto de su familia. Vos podés opinar, acompañarla, escucharla, pero es una decisión de ELLA.

Con esto te queremos decir que vos tendría que repensar TU posición. Porque lo que se lee en lo que nos contás es ¡mucha culpa! Por supuesto que la situación es muy difícil y estos extremos siempre generan culpa. Pero de ninguna manera es responsabilidad tuya que a ella le toque atravesar esta situación familiar complicada. Pensalo un poco, porque si ella elige quedarse sosteniendo a la madre en su enfermedad, es una elección de ella y vos podés estar de acuerdo o no, tener ganas de acompañarla o no. Una cosa es bancarse un familiar enfermo, otra muy distinta es hacerlo con la familia del otro. ¡Es entendible que no te cause gracia!

Lo que nos parece importante, Alejandro, es que si esta situación sigue trabada y ninguno de los dos puede tomar una decisión, tal vez estaría bueno que puedas empezar una terapia. Para preguntarte entre otras cosas porqué todo esto te genera tanta culpa. Alguien decía en alguno de los comentarios que estaría bueno que iniciaran una terapia de pareja. La verdad es que si, estaría bueno, pero por lo que nos contás es un poco difícil, sobre todo porque viven en dos ciudades distintas, a muchos kilómetros de distancia.

Esperamos que nuestra respuesta te haya servido de algo, al menos para repensar algunas cosas.

——————————-

¿Y ustedes qué opinan? ¿Que le recomendarían a Alejandro??

21
Ene
11

En una gran encrucijada (1)

Esta es la consulta que nos envio Alejandro M.* al mail del consultorio. Recuerden que pueden enviarnos su consulta a tuanalistaonline@gmail.com o por facebook. Y si no se animan y quieren hacerlo en forma anonima pueden entrar por formspring.
Estimadas,
Desde ya agradezco la presencia de este blog, del cual me enteré esta mañana al escuchar la radio.
Paso a contarles la situación en la que me encuentro: Vivo en Buenos Aires, y tras fallecer mi suegro hace 5 meses mi novia debió acompañar a su mamá (quién tiene graves trastornos de conducta, y además de recurrir al alcohol – desde mucho antes de fallecer su marido). Aclaro que ellas viven a 100 km de Buenos Aires. Yo por motivos personales que involucran stress laboral y el estado de salud de mi madre decidí radicarme en el interior (a más de 1000 km.). Amo a mi novia, es muy importante para mi, y yo lo soy para ella, pero estamos envueltos en una delicada situación que no nos permite estar juntos. Ella no puede dejar a su mamá y yo no puedo convivir con una persona asi, hay dias que son un verdadero delirio estar con alguien asi. Por otro lado me parte el alma verla a mi novia en esa triste situación. Intentamos ofrecerle a mi suegra algún tipo de terapia psicológica o psquiátrica, pero se niega rotundamente. Siento que si terminamos nuestra relación termino por “salvarme” solo yo y la condena a ella a una vida muy sufrida. Es realmente un momento dificil…
Espero haber sido claro.
Un gran saludo
Alejandro.
En cuanto recibimos su mensaje, le contestamos a Alejandro, pidiendole si podía darnos algunos datos más. Le preguntamos qué edades tenían ambos, cuánto hacía que estaban juntos y si había algún detalle más que quisiera contarnos. Esto fue lo que nos respondió:
Gracias por su pronta respuesta… Es cierto, no les mencioné ciertos detalles importantes. Ambos tenemos 33 años. Estuvimos 4 años de novios y 3 de pareja. Ella volvió con sus padres (creiamos momentáneamente y pasó un año) luego de quedarse sin trabajo. Ya que mi ingreso no podia sustentar a ambos.
En mi decisión de irme de capital y estar cerca de mi familia, espero que ella me acompañe, pero al no poder dejar a su mamá la vida nos presenta un gran problema. El conflicto se presenta al negarme a convivir con una persona asi. ¿Qué clase de hogar podemos construir con alguien de semejante desequilibrio psicológico y social bajo nuestro techo? El tema no es sencillo. No sé si soy del todo claro, pero esta es la primera vez en la vida que me encuentro tan desbordado…
Desde ya, les agradezco su atención
Alejandro.
Se trata de una consulta muy compleja, ya que hay muchos factores en juego. Antes de darle a Alejandro nuestra opinión, nos encantaría saber qué opinan ustedes, los lectores. ¿Alguno estuvo en una situación similar? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué le recomendarían a Alejandro?
03
Ene
11

un amor a la distancia.

Les copiamos la consulta que nos envió Mariana P* al mail del consultorio. Recuerden que pueden enviarnos sus consultas a tuanalistaonline@gmail.com.

 

Hola, bueno primero que nada, quiero que sepan que recurri a esto porque ya no se que hacer, es raro lo que me pasa y siento que nadie me entiende. Hace 4 meses conoci a un chico por Chat, al principio todo era una joda digamos, yo no me lo tome enserio, y el tampoco, pero paso el tiempo y nos fuimos enganchando, hasta tal punto que no puedo pasar un dia sin hablar con el, porque siento que me falta algo, y lo extraño como si lo conociera de toda la vida. El problema es que yo tengo 18 años y el 25, Ademas, el vive en Uruguay, y yo en Buenos Aires. Y como si esto fuera poco, tiene una hija con una chica que desde que se entero de este tipo de “relacion” que tengo con el, no ha parado de molestarlo y de mandarme cosas a mi tambien, tratando que nos peliemos. Mi vieja y mis amigas no estan muy de acuerdo con todo esto, mi mama porque tiene mucho miedo que me pase algo, y mis amigas porque dicen que estando tan lejos el puede estar con otras chicas sin que yo me entere. Pero yo confio mucho en el, y el en mi tambien, pero a veces siento que soy una estupida porque estoy creyendo en algo que nunca va a funcionar. El me prometio venir en Febrero para mi cumpleaños, y tengo muchisimas ganas de verlo, pero a la vez siento miedo de no ser la persona que el espera, es decir, quizas no soy lo suficientemente linda, o lo suficientemente buena… Esto ultimo se lo he planteado a el muchas veces, y el me dice que no le importa porque el me toma enserio y no quiere hacerme sufrir, y que lo que encontro en mi no lo encontro en otras chicas, y que no me quiere perder. Pero bueno no se! Me gustaria escuchar su opinion, para ver que tengo que hacer!

Gracias y espero su respuesta!

Querida Mariana, antes que nada te pedimos disculpas por la demora. Diciembre fue un mes bastante complicado. Pero acá estamos, leyendo tu consulta. ¡Qué difícil contestarte algo! En principio nos parece que nosotras no tenemos que decirte QUE hacer. Eso lo vas a decidir vos sola. Lo que nos parece muy importante es que puedas pensar algunas cosas. Si bien no sabemos mucho de él, ni de vos, creemos que es muy importante que puedas pensar en el tipo de relación que ustedes estan estableciendo. Por lo que leemos hasta ahora, o lo que nos parece entender ustedes todavía no se conocieron cara a cara ¿Es así? Vos todavía sos muy joven, y no sabemos cual es tu experiencia previa, pero suponemos que no es mucha. Sobre todo en relaciones “por internet”. No se trata de una cuestión de prejuicios, no queremos decirte que conocer a alguien por internet este “bien” o esté “mal”. De hecho conocemos varias parejas que se han formado por ese medio y funcionan bastante bien. El problema con vincularse por internet es que es un medio que permite y propicia la idealizacion en extremo. Uno empieza con algunas letritas por acá y por allá, y es tan fácil imaginar que todo lo que uno quiere o necesita está del otro lado de la pantalla! Es muy fácil proyectar en el otro todo lo que uno desea. Demasiado fácil. Sobre todo cuando estas charlas se prolongan mucho, propiciadas por la distancia. Nos preguntás qué hacer. Si vos fueras mayor de edad, nuestra respuesta sería que lo veas CUANTO ANTES. Que trates de no chatear tanto y que pases a “lo real” lo antes posible, para que la idealización no sea tan grande y la posible desilusión cuando se vean finalmente cara a cara se diluya al mínimo. Porque claro, seguro no lo pensaste, pero eso puede pasar. Y no solamente a él. ¡También a vos! ¿Y si cuando se encuentren no es lo que parecía? ¿Si no te gusta? ¿Si no tienen química? ¿Si no encuentran tema de conversación? Vos tendés a pensar que VOS no le vas a gustar a EL. Pero eso puede darse de los dos lados. Habría que ver qué está pasando con tu autoestima que estás tan insegura. Pero eso lo dejamos para otro momento. Volviendo a tu pregunta, eso te contestaríamos su fueras mayor de edad. Pero nos parece importante tener cierta prudencia, considerando tu edad. Es cierto, como dice tu mamá que cuando uno conoce a alguien por internet tiene que tener cierto cuidado, hay muchos loquitos dando vueltas y aunque vos confies en él… la verdad es que nunca se sabe. Los loquitos pueden ser muy seductores y sobre todo mentirosos. Pero esto no es para asustarte, sino para pedirte que te cuides. Como sabemos que lo vas a ver igual, aunque todos te digan que no lo hagas, nos parece que no tiene sentido que te digamos que no lo veas. Pero sí nos gustaría plantearte algunos consejitos básicos de seguridad. Tratá de encontrarte de día, en algún lugar público, preferiblemente cerca de tu casa y fijate que vaya solo al encuentro. No vayas con él a un hotel o al lugar donde esté parando a menos que vos quieras que pase algo y si es así, fijate que se cuide como corresponde (con preservativo). Te repetimos, esto no es para asustarte, sino para cuidarte. Ojalá que todo salga bien, pero lo más importante es que trates de no hacerte tantas ilusiones hasta que se hayan conocido cara a cara, por lo menos. Muchas veces las desilusiones son lo más doloroso y cuanto más alto subimos, más duro es el golpe. Como el mito de Ícaro. Después, si todo va bien, se verá como siguen.

Esperamos que te haya servido.

————————————————————

¿Y ustedes qué opinan? ¿Qué le recomendarían a Mariana?

28
Dic
10

Me enojo por todo.

Esta es la consulta que nos envio Silvina W* al mail del consultorio. recuerden que nos pueden enviar sus consultas a: tuanalistaonline@gmail.com.

 

Hola yo encontre esta direccion por via blog y formspring.
Una vez hice terapia, deje en Marzo por que ya estaba de 7 meses de embarazo y trabajaba 10 hs todos los dias y la verdad es que estaba cansada de levantarme a la madrugada para poder cumplir con todo.
Mi analista me dijo que, a pesar de mi historia de vida bastante dificil, ya que hoy en dia forme una flia con mi pareja y mi bebe de 7 meses, no tengo contacto con nadie de mi familia de antes por que todos o al menos los mas cercanos me hicieron mucho daño y bueno… preferi alejarme, ella me dijo que estaba asombrada de ver que yo estaba “sana” mentalmente y que debia ser algo genetico (????) ya que no tengo tendencia a las depresiones ni mucho menos, aunque paso momentos de angustia como cualquier ser humano.
en fin, hoy en dia vivo una vida que podria decirse normal, asumo que me hubiera gustado que mi bebe venga a mi vida en unos… digamos 6 añitos mas (tengo 21) pero bueno, hoy esta aca y nos alegra los dias pero me cuesta llevar a cabo mi proyecto de vida que era estudiar. ahora tengo un trabajo estable, no tengo un mal sueldo y aunque pago un alquiler que me cuesta muchisimo, sobrevivo no puedo quejarme.
mi problema es con mi pareja. desde q lo conoci hasta el momento q empezamos a salir juntos senti cosas inexplicables, lo ame como a nadie y mas alla de todo no concibo mi vida sin el, es todo lo que una mujer podria pedir, dado que veo que las relaciones de mis compañeras de trabajo son totalmente diferentes con personas que las tratan mal, no las ayudan con la casa ni los hijos y nunca estan pendientes de ellas…. el mio si, pero no puedo evitar pelear con el a diario por cualquier tonteria, no podemos decirnos en serio algo como ” dejemos de pelear, nos queremos, seamos felices” que a las dos horas ya etamos discutiendo por una pavada que se hace gigantesca.
tengo tolerancia cero y aunque juro que trato lo mas que puedo de ser mas tolerante, no puedo lograrlo, me cuesta, soy muy egoista y por todo me enojo y no puedo sacarme ese enojo de encima aunque sepa q soy yo la q esta mal, es una sensacion horrible

Silvina: Muchas gracias por tu consulta! La verdad que es una consulta muy interesante, aunque no tengamos suficientes datos como para saber qué es lo que te está pasando, con lo que nos contás nos hacemos una idea. Primero queremos aclararte que estamos en TOTAL desacuerdo con tu analista. No sabemos que te habrá querido decir o en qué contexto te lo dijo, pero nos parece una pavada. No porque no estes “sana” mentalmente, sino porque la categoría de “salud-enfermedad” en una terapia no tiene la menor importancia. Es más, estamos seguras que lo que sea que te haya pasado en tu historia anterior con tu familia debe influir, de una manera u otra, en lo que te está angustiando hoy en día. Nos contás que estás muy irritable y que tenés poca tolerancia, y que te la agarras con tu pareja. Bien. Lo que nosotras leemos de tu consulta es que actualmente sos como una olla a presión. ¿Conocés las ollas a presión? Tienen una valvulita por la que hay que dejar salir algo del vapor que se junta adentro, porque si no explotan. ¿Te suena? Vos nos contás que en tu terapia, en lugar de ayudarte a profundizar en tu historia, para tratar de cicatrizar viejas heridas, se cerró ese tema diciendote que estás bien “por la genética” (Qué carajo eso eso???) que está bien que te hayas alejado de eso, manteniendo alejados tu problemas y angustias. Esto es como guardar todo lo que te molesta en el fondo del placard, y hacer como si no existiera, pero eso sigue ahí, y si se sigue acumulando un día se te cae en la cabeza. Pero eso no es todo. Nos contás que no estás pudiendo cumplir tus objetivos, como estudiar, Que tenés un trabajo que “no está tan mal”, que apenas llegás a cubrir el alquiler, pero no te podés quejar porque hay gente que está peor. ¡Es cierto! ¡Hay gente que está mucho peor! Pero ¿Eso quiere decir que no te puedas quejar? Tal vez descargarte con tu pareja no sea la mejor opción, Silvina, pero por lo que nos venis contando, es la única que te queda. Fuiste cerrando muchas de las otras puertas, probablemente con tu propia exigencia de “no quejarte”. Y ¡Ojo! no te estamos diciendo que esté mal. Comparada con otra gente tenés pocos motivos para quejarte. Pero tal vez sea momento que dejes de compararte, que aflojes un poquito con tu propia exigencia y te permitas la queja. Que te permitas descargar un poco de toda esa presión, de toda esa angustia que debe estar ahí, negada, aprisionada dentro de esa olla de vapor. Probablemente retomar terapia sea una de las mejores opciones. Te recomendaríamos que pruebes con otro terapeuta que te permita o te ayude a expresar, en vez de callar, esas cosas que pasan. Aunque ya hayan pasado hace miles de años, las viejas heridas siguen doliendo a veces, no? Nos parece que si vos te permitís otros espacios para descargar, te permitis expresar tus frustraciones con un poco menos de miedo vas a poder descargarte un poco menos con él, que no tiene la culpa, pero si parte de responsabilidad en algunas de las cosas que te pasan. Esperamos que se haya entendido lo que te queremos decir. Te recomendamos que te tomes unos minutos y releas tu consulta, tal vez puedas ver entre líneas algunas de las cosas que te marcamos. Aflojate, permitite, escuchate. Todavía sos muy joven y tenés mucho tiempo por delante para resolver esos temas que te angustian.

Y avisanos si te podemos ayudar en algo más.

———————————————

¿Y ustedes qué opinan? ¿Qué le recomendarían a Silvina?

21
Dic
10

No me siento bien sola (2)

Bueno Marcela, disculpanos la demora. Primero como siempre, gracias por enviarnos tu consulta. Lo estamos pensando porque es una consulta bastante dificil de contestar por acá. En realidad es difícil contestarla sin que la respuesta que te demos no parezca sacada de un librito de auto ayuda. Porque muchas veces es más fácil decir las cosas que hacerlas ¿No? Podríamos decirte, como seguramente todo el mundo hace, que a nadie le gusta estar solo, pero uno tiene que aprender a disfrutarlo, a pasarlo bien con uno mismo (y eso no necesariamente implica vivir la vida loca), que hasta tanto uno no esté bien con uno es muy difícil encontrar una pareja con la que estar realmente bien y que estar en pareja no es la única manera de estar bien.

Podríamos decirte un montón de cosas. ¿Pero tiene algún sentido? Seguramente esas cosas ya las escuchaste montones de veces y no te ayudaron demasiado.

Lo que nos parece que sería importante que te preguntes y que empieces a pensar es qué te pasa a vos con tu soledad, qué te pasa con el estar con vos misma. Porqué da tanto miedo, porqué te pone tan triste. Es cierto también que no siempre es fácil estar solo. Todos en el fondo deseamos estar enamorados, y acompañados para toda la vida. Pero también sabemos que eso, las más de las veces, es una ilusión. Nos aferramos del otro, a veces de cualquiera, porque creemos que ese otro tiene eso que nos completa, eso que nos falta. Que va a colmar todas nuestras necesidades y anhelos. Y después nos enojamos y lo odiamos cuando comprobamos que no es así. Pero ¿sabés que? El punto, Marcela es que nunca es así. Primero, no existe un otro perfecto que pueda colmar TODAS nuestras necesidades y anhelos. ¡No existe! Puede existir alguno que durante un tiempo, en el mejor de los casos largo, nos complemente bastante bien (y viceversa). Pero los seres humanos no somos como la llave y la cerradura que tienen un encaje perfecto. Existen relaciones más o menos satisfactorias, pero no perfectas. Y las mejorcitas son esas que no exigen la perfección, que aceptan al otro con sus imperfecciones. En segunda instancia, entonces, tenemos que darnos cuenta que en realidad no es AL OTRO al que debemos exigirle que nos complete. Uno tiene que empezar a hacerse cargo de uno mismo. De ver qué cosas le hacen bien, como disfrutar de las cosas de todos los días. ¡Es uno mismo el único que puede satisfacer ciertas necesidades y anhelos! Recién cuando uno se conoce más, sabe qué cosas le hacen bien, qué necesita, puede encontrar a alguien con quien compartirlas. ¿Cómo encontrar a alguien que te satisfaga si vos misma no sabes qué es lo que te hace feliz? El último punto y tal vez el más importante, Marcela, es que no existe la satisfacción completa. Ya sea con uno mismo o con el otro, la satisfacción o la felicidad que uno puede conseguir es siempre parcial. Uno tiene momentos de mucha felicidad, momentos de menos felicidad, momentos de tristeza, y a veces todo eso mezclado en distintas proporciones. Lo más importante de todo esto es que no creamos que el responsable de hacernos felices es el otro. La responsabilidad es siempre de uno mismo.

No se si se entiende lo que te estamos diciendo, a veces nos entusiasmamos escribiendo y tal vez al leerlo no tenga sentido. Pero bueno, esperamos que te sirva al menos para repensar algunas cosas, para hacerte algunas preguntas. Por lo menos para que te preguntes:

¿Porqué estoy depositando el peso de mi felicidad en un otro?

Habrá que trabajar mucho en tu terapia el tema de la soledad. Qué implica para vos estar sola, qué lugar ocupan los otros en tu vida, con qué otras escenas de tu historia lo podés relacionar.

Y si seguis sintiendo que tu terapia no te ayuda, tal vez sea momento de buscar otro terapeuta. Avisanos si necesitas que te recomendemos a alguien.

 

————————-

¿Y ustedes qué opinan? ¿Qué le recomendarían a Marcela?

 

 




.: ¿Cuál es tu responsabilidad en aquello de lo que te quejas? :. -------------------------------------- Consultas: tuanalistaonline@gmail.com --------------------------------------
* Todos los nombres son ficticios. Además cambiamos la mayoría de los datos personales para mantener la confidencialidad de las consultas.

Querés preguntar algo y no te animás?

Hacé tu consulta anónima en: http://www.formspring.me/tuanalista

Estamos en Facebook

Pasaron por el Divan

  • 45,233 Pacientes
septiembre 2017
L M X J V S D
« Mar    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 28 seguidores

Seguinos en facebook

Votanos acá:

http://lablogoteca.20minutos.es/tu-analista-17389/0 Premios 20Blogs
Nuestro blog en
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
donde dormir en castilla la mancha
Facebook