Posts Tagged ‘Infidelidad

29
Jun
10

No puedo hacerme cargo… (2)

(Y sigue…)

Aca es donde viene mi consulta, no se que hacer, sigo viviendo con el porque no queria tomar una desicion apresurada, yo puse muchas ilusiones en esta pareja y siento que no puedo hacerme cargo de la frustacion que me genera todo esto, me siento arrepentida de haber vuelto con el, (sensacion que no tengo en ningun otro aspecto de mi vida), me cuesta aceptar que esta sea la realidad, pero tengo bien en claro que no es esto lo que quiero para mi vida (mentiras, engaños, faltas de respeto, desconfianza etc…) pero tampoco me siento fuerte como para dejarlo, me cuesta mucho aceptar que esto haya vuelto a pasar y tomar una desicion al respecto.

Agradeceria mucho cualquier consejo que me puedan dar, este es un tema muy dificil para mi por lo cual no lo hable con nadie, ni con amigas ni con mi psicologa, ya que siento mucha verguenza.

Daniela, gracias por contarnos tu historia.

Lo primero que nos llamó la atención es el último parrafo de tu mail.

¿De qué tenés vergüenza?

En la historia que contás no hay nada de que avergonzarte, y menos que menos con tu psicologa o tus amigas. Si estás haciendo terapia tenés que poder hablar estos temas tan importantes para vos. Nos imaginamos que si esto te pasa es porque te sentís responsable de alguna manera de lo que pasó. Seguramente porque sabías conciente o inconcientemente que las cosas con Nicolás iban a terminar como terminaron, mal. Y debés estar preguntandote porqué, aún sabiendo que poco probable que él cambiara decidiste confiar en él y darle una nueva oportunidad. Bueno, ésta es una pregunta muy interesante y hay que seguirla pensando.

Fijate que vos decís que todavía no te mudaste porque no querés tomar una decision precipitada, y sin embargo para mudarte con él tomaste un decision  precipitadísima. Dejaste a Pedro, rescindiste el contrato y te mudaste ¡en un mes! Parece ser que la ilusión de recuperar todos esos proyectos que tenías con él fue más fuerte. Es posible que Pedro, por más perfectito que fuera, no te movilizara ni te ilusionara tanto como Nicolás. Y ese es un tema a tratar en terapia. Qué te pasaba con Pedro, qué con Nicolás. Habría que ver cuánto de ese maltrato de Nicolás no te atrae de alguna manera. No siempre nos atrae lo que nos hace bien. A veces, sobre todo a nosotras las mujeres, nos cuesta mucho entender que hay cosas que simplemente no dependen de nosotras. Daniela, una pareja es siempre de a dos. Fijate en las partes que te marcamos en negritas y vas a ver que en esta pareja todo el entusiasmo, la ilusión, las apuestas estan siempre de tu lado. Del lado de él parece más bien la comodidad, el dejarse llevar, el no querer perder nada. Pero él nunca puso todas las fichas sobre la mesa. Siempre se dejaba unas cuantas en el bolsillo, para seguir jugandolas por ahí. Vos decís que sabés que no te merecés esto, y estamos de acuerdo! Pero ¿estás segura que además de pensarlo lo sentís así? ¿Que no te queda en el fondo alguna duda de que él es capaz de cambiar, de convertirse en eso que vos soñas?

Porque te lo aclaramos. Eso no va a pasar. Bueno, no es imposible, pero es altamente improbable. Tenés que entender de una vez por todas que hagas lo que hagas él no va a cambiar. No porque no pueda cambiar, sino porque eso simplemente no depende de vos. Y a eso hay que resignarse.

El mejor consejo que podemos darte ahora Daniela, es que lo hables. Con tus amigas, con tu Psicóloga. Hablalo. No importa cuánta vergüenza te de, estamos seguras que nadie te va a juzgar tan duramente como vos misma. Pero hablarlo y pensarlo y repensarlo es lo único que te va a dar fuerzas para que puedas tomar la mejor decision. Si hay algún motivo por el cual vos no sientas que podés confiar en tu terapeuta para contarle esto, considerá buscar a otro profesional. Es siempre muy importante que puedas confiar en la persona que te atiende para que te dejes ayudar. ¡Si no no podemos hacer nada! Entendemos que tal vez confiar en este momento en que te sentis tan defraudada sea difícil, pero intentalo. Y no te juzgues tan duramente, Daniela. Todos nos equivocamos. Hiciste una apuesta muy fuerte, apostaste por la ilusión y perdiste. No es la muerte de nadie, ahora es cuestión de volver a empezar. Pero no igual, no desde el mismo lugar. La idea es que esto te sirva para aprender y la próxima poder apostar de otra manera. No quiere decir que no haya que apostar por la ilusión, solo hay que aprender a no hacerlo ciegamente. A tantear que del otro lado la apuesta sea parecida a la tuya. Porque si vos ponés todo, y el otro pone a medias las cosas siempre salen medio chuecas…

————————————————————————————————-

¿Y ustedes qué opinan? ¿Les pasó alguna vez algo así? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué le recomendarían a Daniela?

Anuncios
28
Jun
10

No puedo hacerme cargo…

Esta es la consulta que nos dejó Daniela S.* en el consultorio.

Hola tengo 28 años, conoci a Nicolás  hace siete años, nos pusimos de novios un año despues yo tenia 21 años y el 22, estuvimos cinco años de novios, nuestra relacion era bastante adolescente, nos costaba mucho planear algo juntos como irnos de vacaciones, no teniamos proyectos en comun y ninguno se precupaba realmente por lo que pasaba en la vida del otro. El ultimo año de noviazgo no fue muy bueno yo me fui a vivir sola y empece a tener muchas ganas de llevar la relacion un paso mas adelante y el no, si bien nunca me lo decia directamente siempre ponia excusas, y esto era motivo de pelea.
El pasaba mucho tiempo en mi casa, se bañaba, comia, miraba tv, hasta tenia las llaves! pero no aportaba economicamente ni tampoco se preocupaba por si yo necesitaba algo. En el verano de 2009 prendi mi computadora (que el tambien usaba) para revisar mis mail, y vi que el habia entrado a revisar los suyos el dia anterior, pero esa direccion de mail no era la que yo conocia, esa noche discutimos y nos separamos. Yo me quede obsesionada con esa cuenta de mail trate de todas formas de adivinar la contraseña o la pregunta secreta, hasta que dos meses despues lo logre. No estaba preparada para todo lo que lei, los contactos eran solo mujeres, habia mail de varias mujeres, pude enterarme que mantuvo una relacion paralela durante varios meses hasta que la chica (que dejaba bien en claro que sabia que el tenia novia) empezo a reclamarle mas tiempo y como el no se lo daba decidio terminar la relacion. Tambien habia mails que el enviaba a varias mujeres invitandolas a salir y haciendose el “galan”, yo imprimí los mails, lo llame para encontrarnos y le pedi explicaciones (nosotros tuvimos una situacion asi a los pocos meses de estar saliendo, yo me entere que habia ido a un boliche y habia estado con una chica, estuvimos peleados pero despues de unos dias lo perdone y continuamos la relacion) el no le dio importancia, senti que lo molestaba con mi reclamo, como si fuera desubicado de mi parte asombrarme, enojarme y pedir explicaciones al respecto. Asi que me fui sin ninguna respuesta. Seguimos viendonos algunos meses mas, a el le daba igual y yo sufria mucho.
En ese tiempo conoci a Pedro, era todo un “hombre”, era profesional, vivia solo, era educado, inteligente, respetuoso muy atento y muy cariñoso, por lo que decidi cortar definitivamente mi relacion con Nicolás y apostar a esto nuevo que estaba empezando y que me hacia muy bien.
Al mes de no darle mas lugar en mi vida a Nicolás él cambio de actitud, fue como si se enamorara de repente, todos me comentaban lo angustiado que estaba por las cosas que habia hecho, me venia a buscar al trabajo, me invitaba a irnos juntos los fines de semana largos para volverlo a intentar, me traia flores, cosas que nunca habia hecho, yo rechazaba todo, los primeros meses realmente no me importaba pero despues empece a extrañarlo hasta que un dia diez meses despues de que nos separamos le mande un mail, nos encontramos al otro dia, hablamos mucho, lloramos yo lo note cambiado, asi que decidi darnos una nueva oportunidad, termine mi relacion con Pedro, rescindi el contrato de mi departamento (yo vivia en zona sur), nos buscamos un departamento en capital y nos fuimos a vivir juntos, todo esto en un mes. Para mi fue una apuesta muy importante, siento que deje todo por nuestra relacion y realmente me sentia feliz por haberlo hecho. Tres meses despues de mudarnos el viajo a Mexico, ya tenia planeado este viaje (alla vive su hermano, su primo y un amigo) cuando volvio yo empece a sentir desconfianza, necesitaba asegurarme que el me habia sido fiel en ese viaje, un dia dejo el facebook abierto en nuestra computadora y yo se lo revise y lei un “mail” que le habia mandado a una chica en donde le pedia “perdon” y daba a entender que habian estado juntos. Yo lo encare y el me dice que es una chica con la que solo se dio unos besos, que ese mail se lo mando para “quedar bien” y para que no “jodiera mas”, hace dos meses de esto, nosotros seguimos viviendo juntos, pero no tenemos relaciones, y todos los proyectos en comun que teniamos ya no existen, al menos para mi.

(Sigue en la próxima…)

17
Jun
10

Que si… que no… (2)

Y sigue…

El tema es este ¿Por qué aparece en mi vida una y otra vez? ¿Por qué siempre dice que sí y después se arrepiente? Son cosas que no sé responder. Pero ¿yo que hago? ¿Sigo esperando hasta que me diga que si? ¿Y si lo borro de mi vida y se enoja? Pensé en borrarlo de mis contactos así no se entera nada de mi, pero va a pensar que soy una tonta por hacer eso, si no somos nada ni estamos peleados. Una vez me dijo que las cosas con su mujer no estaban bien y averigüe y es verdad. También me dijo que todavía tiene mis cartas y recuerda todo lo que vivimos juntos. Él no está casado, está en concubinato y con 1 hijo. Yo no estoy casada, estoy en concubinato y con 2 hijos. Estoy segura que si dejo pasar unos meses o lo cruzo alguna vez, vamos a volver a hablar del tema de hacer el amor, porque a él le cuesta decirme que no al principio, y luego lo analiza bien y se arrepiente. La última vez le dije: ¿Tanto te cuesta escribir 2 letras: si o no? Me parece que algo le pasa conmigo entonces.

Epílogo:

Hoy me conecte al con el mail que sólo tiene él pero no le escribí. Y él solo empezó a escribirme y me hacía preguntas:
que pasa? estas conectada con esta dirección porque? ¿con quién estas? Yo dije: sola. El pregunto si yo tenía cámara y yo le dije: no. qué? queres verme??? Él dijo: si, tenes si, asi hablamos bien. No tengo cámara dije, y me pidió que le mande fotos, pero no le mandé. Después dijo: el otro dia casi te llamo. Yo dije: por? Él dice: estaba por tu barrio, queria ver si andabas por ahi. Yo dije:  cómo si andaba por ahí? yo vivo acá y él dijo: si estabas en la calle.
Después me dijo: ahora vuelvo, pero quedo como conectado mucho tiempo y yo no le escribí nada.

Entonces, qué puedo pensar yo?? Para qué me dice esas cosas?

Clara, muchas gracias por contarnos tu historia. Es una historia interesante, en la que parece que nada, nunca se llega a concretar. Pero hay un gran problema, y es que nos parece que te estás haciendo las preguntas equivocadas. Te preguntas ¿Porqué lo hace? ¿Qué quiere? ¿Me quiere? Y es entendible que te preguntes eso. Uno siempre quiere saber que le pasa al otro. Pero creemos que sería mucho más productivo que te preguntes a vos misma:

-¿Qué quiero YO con él?

Porque nos da la sensación de que vos misma tampoco lo tenés claro. Las idas y venidas que contás no son solo de él, son de los dos. Los dos se dedican activamente a desconcertar al otro. A querer cuando el otro ya no quiere. A decir que no cuando el otro quiere. ¿No será que lo que los mantiene “juntos” es la fantasía de lo que no fue? ¿La sensación de lo imposible? ¿De lo prohibido? Porque es notorio que repentinamente las ganas (de los dos) desaparecen en cuanto el otro accede, o aparecen millones de excusas, muchas de ellas bastante inverosímiles. ¿Que será lo que atrae de ese jueguito? Clara, da la sensación que la historia que ustedes tienen está armada de fantasías y que no hay mucho más allá. Que los dos tienen miedo de concretar porque la realidad puede no ser tan agradable como la fantasía. Puede ser hasta frustante. ¡Si ustedes en el fondo casi no se conocen! Nos preguntamos que será lo que te empuja a buscarlo una y otra vez, aún cuando sabés perfectamente que nunca van a concretar. Que si no se escapa él, te escapas vos. ¿Será para ponerle un poco de pimienta a tu pareja? ¿Estarás un poco aburrida?

Volviendo a tus preguntas:

¿Para qué te dice esas cosas?

No tenemos ni la menor idea. Eso no lo podemos saber nosotras, Clara. Tendrías que preguntarselo a él, directamente, sin rodeos. Ahora, lo interesante sería pensar ¿Qué respuesta te gustaría escuchar? ¿Y que harías al respecto? ¿estarías dispuesta a algo más con él o es solo ese jueguito lo que te gusta?

Nos parece, Clara, que vos todavía no estás tan segura ni de una cosa ni de la otra.

Y es muy importante saber que no todos los porqués tienen una respuesta. Que a veces hay cosas que no tienen explicación. Que son así como son y así hay que aceptarlas… o dejarlas. A veces uno ( y sobre todo nosotras, las mujeres) nos enredamos pensando y pensando, tratando de entender el porque y el paraqué y el quelepasa al otro. Y a veces eso es como una trampa. No nos permite salir, despegarnos de eso y pensar qué nos pasa a nosotras con eso que “le pasa” al otro. No te enriedes Clara. ESO que tienen es lo que él tiene para ofrecerte. La pregunta es otra.

¿A vos te sirve? ¿Te alcanza? ¿Te hace bien?

Habrá que pensarlo bien… y ver que se hace al respecto.

————————————

¿Y ustedes que piensan? ¿Les paso o les pasa algo así? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué le recomendarían a Clara?

17
Jun
10

Que si… que no… (1)

Esta es la consulta que nos dejó Clara E* en el consultorio. Es medio larguita así que va en dos partes:

Hola. Les cuento. Hace 10 años conocí a un chico. Empezamos a hablar yo pero le aclaré que tenía novio y él también me dijo que también tenía novia pero insistía para estar conmigo y yo seguía negándome a un beso de él. Después lo veía todos los fines de semana, durante más de un mes creo, en el mismo lugar y siempre me insistía y yo nada. Me hacía sentir muy bien porque aunque no me besaba, me tomaba la mano, me abrazaba y me decía cosas lindas. Después de un mes, le dije que sí y ese fue nuestro primer beso. Pero como yo estaba preocupada porque en el boliche había amigos de mi novio, nos fuimos al auto de él. No pasó nada íntimo porque nos interrumpieron su hermano y sus amigos que salieron del boliche y llegaron al auto. A los 3 días, me llama para decirme que no daba, que ambos teníamos parejas, que hay enfermedades (!),  y no recuerdo que más. No apareció más por el boliche, ni su grupo de amigos. Yo lo llamé un par de veces y no me quiso atender. Pasó el verano, me separé de mi novio y lo llamé. Y me atendió muy bien y me dijo de vernos en 1 hora. Yo acepté, nos vimos e hicimos el amor. A los días lo llamé pero otra vez estaba medio cortante. Lo crucé a la semana, creo, él estaba en su auto y le dije que yo quería hacer el amor otra vez, y el dijo que mejor no. Me enoje un poco ese día, y me dijo: “subi que te llevo”, pero yo me fui caminando enojada. Al día de hoy me arrepiento de no haber subido al auto, porque seguro me lo dijo indirectamente, para que estemos juntos otra vez. Lo llamé después de ese día y me empezó a ignorar otra vez.
Pasaron los años, conocí a mi marido y un día antes de irme a vivir con él me cruce a este chico: Hola te como estas? te acordás de mi? yo ni me di cuenta quien era, estaba muy cambiado. Cuando me dijo quien era me mori! jaja y me quería matar! justo un día antes de ir a vivir con mi pareja lo vengo a cruzar? será una señal del destino??. Le conté más o menos que había pasado en esos 5 años que hacía que no lo veía. Me dijo que lo llamara y se sorprendió porque yo todavía sabía su teléfono. Nos despedimos con un beso muy cerca de la boca. Yo lo llamé a los días y no estaba y después no me animé a llamarlo más. Luego de unos meses me lo crucé otra vez y me dijo que por qué no lo había llamado, yo le explique lo llamé una sola vez  y me dió su nro de celular. Me pidió el mío pero le dije que no por mi marido. También le conté que tenía un hijo. No lo llamé e incluso perdí su nro de celular.
Un día, ya teniendo más de un año mi segundo hijo, busqué el nro de teléfono de este chico en la guía. Hablé con su mamá y me dijo que se había mudado, y me dió el celular de él. Le mandé un mensaje de texto y cuando le dije quien era yo, me dijo que se acordaba de mi, y me contó que estaba por tener un hijo. Después empezamos a chatear seguido, él me decía de vernos pero yo no podía, aunque quería. Empecé a averiguar todo sobre él, busque mucho en internet (y hasta el día de hoy lo hago, sin que él sepa todo lo que yo sé). Llego el día de vernos y él me empezó a hablar de la vez que hicimos el amor, como indirecta a que lo hagamos de vuelta. Pero yo le dije que no. Y me arrepentí. A partir de ahí fui yo la que empecé a buscarlo y él empezó a ignorarme. Asi estuvo un tiempo hasta que un día me volvio a hablar pero ya directamente hablábamos de hacer el amor, y él me decía cuando nos vemos, pero a mi no me daban los horarios. Cuando yo empecé a decir que sí, él no podía, decía que tenía que trabajar, y otras excusas. Un día le dije: No te espero más. Y le dejé de hablar  por casi un año.
Hace 2 meses le mandé un mensaje diciéndole que lo quería ver, que sólo para hacer el amor, que no le estaba pidiendo que deje a su mujer ni a su hijo, ni que yo iba a dejar a mi familia. El primero me hizo un par de preguntas, como si creía en dios, si no sentía culpa, si estaba segura, y luego de que yo le responda todo, aceptó mi propuesta. Estuvimos a punto de vernos, él me dijo que me confirmaba a la noche si me podía ver o no. Pero yo por apurada por querer saber la respuesta y por miedo de que me descubran mi infidelidad, lo llamé a la tarde y le dije que mejor no. Que lo dejemos para otro día. Luego no tuve noticias de él. Le mandé un mensaje para saber si nos veíamos y me dijo que no quería hacerme mal, que mejor dejar las cosas así, que no quería más líos en su vida. Y asi empezó a ignorarme otra vez, hasta que hace 2 semanas él me dijo que no tenía nada contra mi, que seamos amigos, que estaba todo bien, que no me ignoraba ni estaba enojado.

(sigue en la próxima…)

11
Jun
10

Nunca me perdoné… (2)

es decir, no tengo de otra:

o hago el intento en serio por volver

o dejo de verlo

lo primero me parece imposible, lo segundo lo vengo intentando desde hace un año pero siempre termino enroscada de vuelta por no decir que la idea de no volver a estar con el nunca mas me pica un poco.

Cuando terminamos de leerlo nos quedaron algunas dudas. Así que le mandamos un mail a Erica pidiendole que nos contara dos cosas. Primero su edad, y en segunda instancia por qué pensaba que era tan imposible volver. Nos contestó:

Por qué me parece imposible? Soy de las que cree que la confianza no se retoma así como así, y fueron muchas vueltas la de ambos. Pasadas de raya mas que nada.
ah! Tengo 17 años.

Además Erica en otro mail nos contó que su primer relación sexual fue “no consentida, con alguien que terminó suicidandose”, por lo cual ella durante mucho tiempo sintió rechazo hacia los hombres. “No me gustaba nadie” cuenta. Agregamos este dato porque nos parece que puede ser muy importante para pensar esta consulta. No es cualquier cosa. Estamos hablando de una violación de una persona menor de edad, por un mayor, con la consecuencia de que esa persona terminó suicidándose. Esto podría tener dos consecuencias importantísimas, que tendríamos que evaluar para este caso. Primero: una dificultad importante para confiar en los otros. Sobre todo si son hombres, más aún si son mayores. Es dificil después de haber atravesado una situación así, no pensar que los otros son peligrosos, que siempre quieren abusar, lastimar, sacar ventaja. Para poder confiar en alguien es necesario suponer que el otro no va a hacernos daño. No adrede al menos. La segunda: Culpa. En los casos de abuso en menores de edad casi siempre se encuentra el condimento de la culpa, con o sin intervención del abusador. En muchos casos el abusador, para mantener el silencio del menos, directamente amenaza al niño con todas las cosas feas que le van a pasar a él o a su familia si lo dice. En otros casos es el mismo menor el que se siente culpable de la situación del abuso. O bien por haber “seducido” de alguna manera al abusador, o por haber consentido, por haber fantaseado y incluso tal vez por haberlo disfrutado un poco. O por haber hablado, o por haberse callado. Es importante recordar que un menor de edad no está en condiciones de ejercer su sexualidad plenamente (ni fisicas ni mentales) y por eso el adulto siempre es responsable. Es el responsable de cuidar a ese menor. Por eso el abuso está penado por la ley y si es menor de 14 años se considera estupro y es equivalente a violación, aún cuando no haya habido penetración. Pero aún así en muchos casos, queda una carga importante de culpa del lado de el/la menor abusados. Y pensemos que en este caso, para agravar aún más esa culpa, esa persona termina suicidándose. Complicado. Tenemos entonces, culpa y dificultades para confiar en el otro. Volvamos a tu consulta, Erica.

Vos contás que no pudiste disfrutar de la relación “como a la espera de algo malo”. No se si te das cuenta que esto tiene que ver con lo que veníamos hablando. Casi como si te merecieras algo malo. Como si no pudieras confiar en que el otro pueda ser bueno con vos. No te permitís disfrutarlo. Te sentías vulnerable por primera vez. Claro, estaba empezando a confiar en él. Y eso puede ser peligroso. ¡Da miedo! Entonces hiciste de todo para boicotear esa relación. Las cosas tenían que terminar mal. Lo peor de todo es que se te cumplió. Te engañó. Y lo interesante de todo es que vos decís:

Lo tome como una traición, una traición cometida por un amigo en quien confiaba. Senti culpa por haber depositado confianza en el y permitido que me lastime.

¿Te das cuenta de lo contradictorio de esa frase?

Cuando uno se siente traicionado no tiene culpa. Tiene bronca, odio, despecho. Pero no culpa. La culpa es del otro. ¿Porqué tenías culpa? Por haber confiado en él. Por eso no se tiene culpa, Erica. Cuando uno empieza una relación tiene que confiar. La gente es “inocente” hasta que se demuestre lo contrario. ¡Para vos el al revés! Ahora, si él te traicionó ¿Porqué tenías culpa? ¿La culpa de qué?

Después empezó el descontrol, y antes de juzgar, habría que pensar, como era ese descontrol, para qué, si realmente te divertía, si estabas tratando de probar algo. ¿Para qué? ¿Para quién? ¿A quién había que demostrarle algo? Habría que poder diferenciar si realmente se trataba de conductas autodestructivas o estabas tratando de apropiarte de tu sexualidad. Pero pareciera que hay algo que está medio en el borde, casi como buscando cierto riesgo. Esto es importante. No te decimos que no lo hagas, pero tené cuidado.

Si es claro que si siempre seguiste en contacto con él, por algo es. Es claro que el te quiere y quiere volver con vos. Y casi nos animaríamos a decir que vos también. Pero habría que ver qué pasa. Nos parece que lo que te enrosca es que tenés miedo de confiar en él, de ser vulnerable otra vez, de que te puedan lastimar, y por eso buscás relaciones en las que hay “jueguitos de poder”, relaciones en las que no pueden lastimarte porque no te mostras vulnerable. No querés ni te dejás querer. Pero esa es una apuesta que uno tiene que estar dispuesto a hacer. Hay que correr algunos riesgos en la vida, y sobre todo en el amor.

Igualmente todavía sos muy joven y tenes mucho por aprender. Erica, si no estás haciendo terapia creemos que es un muy buen momento para que vuelvas a empezar. ¡Tenes muchas cosas en qué pensar!

—————————————–

¿Y ustedes qué piensan? ¿Les pasó o les pasa algo similar? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué le aconsejarían a Erica?

11
Jun
10

Nunca me perdoné… (1)

Esta es la consulta que nos dejó Erica N.* en el consultorio:

Queria comentarles un poco de la caotica pseudorelacion en la que estoy enroscada, para analizarla y ver si tiene alguna explicación.

Hace un año y medio que comence mi primera relación, por primera vez senti atracción por un hombre más un caos de otras sensaciones que aun hoy me desconciertan. El era mi mejor amigo, casi diez años mayor (lo que le provocaba culpa al principio y no queria seguir)

En esa epoca empezaron mis problemas de salud, uno especialmente grave con cirugia mayor. Nuestra relación cambio, de algo pasional paso a tratarme como si fuera una muñeca de porcelana que se podia romper. Todo muy nuevo, no estaba acostumbrada a tanta atención ni a tanta felicidad. No lo disfrute como hubiera debido, como a la espera de algo malo; armaba lios por cualquier cosa, intentaba buscar excusas para terminar la relación, me sentia vulnerable por primera vez en mucho tiempo y lo odiaba, él me aguanto histerias infantiles con una sonrisa de bobo. A los seis meses, llegando de un viaje me dice que no podia mentirme: estuvo con otra.

Lo tome como una traición, una traición cometida por un amigo en quien confiaba. Senti culpa por haber depositado confianza en el y permitido que me lastime.

Creo que un problema es que nunca lo perdone ni me perdone a mi. Asi, fui a USA de vacaciones por dos semanas y conoci a alguien con quien comence mi segunda relacion tiempo despues que regresamos a la Argentina, duro poco, termine a los pocos meses porque no podia darle todo lo que me exigia (y que merecia)

El año lo inagure de manera descontrolada, no queria saber nada de relaciones pero aun asi hubo una lista de intentos, todas fracasadas. También, queriendo explorar termine buscando diversión para un rato y nada más, mi mejor amiga (la unica a la que mantenia al tanto) y mi ex solian hablarme de que eran conductas autodestructivas, se preocupaban de que podria pasarme algo. Hace unas semanas volvi a ver a alguien que conoci en un bar y se convirtio en un capricho, no por nada en especial pero habia un factor peligro que me llamaba la atención, el tiene mala fama... y comenzamos un juego de poder, con algo de sadismo. Mi ex no se como pero se entera de todos mis pasos y esta como loco, no quiere que lo siga viendo e intenta poner a mi amiga de su lado. Obviamente el se da mucha importancia, se mete demasiado cuando no somos nada. ¿O si? Durante todo este tiempo sin embargo nunca le deje de hablar, mantener contacto o de tener encuentros ocasionales siempre despues de peleas fuertes. Nunca desistio de volver, siempre estuvo al pendiente de lo que hacia. No volvio a meterse con nadie de manera estable, pero si intentaba por ejemplo ponerme celosa con otras. Luego de peleas y discusiones me planteo algo muy claro: si quiero él no va a ni “mirar” a nadie por el tiempo que diga, con la condición de que (y yo tampoco siga lo de la diversión con desconocidos) al cabo de ese tiempo volvamos

Otra cosa que me provoca vertigo es el que él no vaya a estar siempre disponible (por ejemplo si se mete en una relacion seria)

(sigue en la próxima)

08
Jun
10

Ya estoy en el baile.

Esta es la consulta que nos dejó Marcela E* en el consultorio:

HOLA BUENO MI NOMBRE ES MARCELA TENGO 26 Y UNA HIJA DE 1 AÑO Y 6 MESES HACE 2 AÑOS QUE ESTOY CASADA PERO 4 QUE ESTAMOS JUNTOS CON MI MARIDO. LA HISTORIA COMIENZA AQUI, EN EL AÑO 2006 ESTABA HACIA 6 AÑOS DE NOVIA PERO ESTABA UN POCO ABURRIDA DE ESA RELACION ERA MUY MONOTONA, ENTONCES PARA PONERLE ALGO DISTINTO DECIDI IR A BAILAR CON MI PRIMA QUE VENIA DE VISITA DE XXXXX XXXX PERO ELLA EN EL VIAJE CONOCIO UN CHICO CON EL CUAL MANTUVO UNA RELACION OCASIONAL DURANTE VARIOS DIAS, Y EL DIA QUE IBAMOS A IR A BAILAR LA INVITO A COMER A SU CASA EN LA CUAL VIVIA CON UN AMIGO, ELLA ME PROPUSO QUE VAYAMOS A COMER Y DESPUES DE AHI IRNOS A BAILAR, YO ACCEDI. AHI CONOCI A MI ACTUAL MARIDO DEL CUAL ME OBNUBILE Y QUEDE ENGANCHADA ENSEGUIDA. A LA SEMANA DE CONOCERNOS ME SEPARE DE MI EX NOVIO Y EMPECE UNA RELACION CON MI ACTUAL MARIDO, AL MENOS YA NOS FUIMOS A CONVIVIR, LA VIDA FUE TRANSCURRIENDO Y AHI FUI DESCUBRIENDO MEJOR CON LA PERSONA QUE ESTABA Y SINCERAMENTE NO ME IBA GUSTANDO LO QUE VEIA, UN HOMBRE MUY PENSANTE, RESERVADO, POCO AFECTUOSO Y DEMOSTRATIVO, POCO CARIÑOSO MUY FRIO, PERO BUENO YA ESTABA EN EL BAILE. BUENO ACTUALMENTE TENEMOS MUCHOS PROBLEMAS POR LA PLATA PORQUE EL TIENE DERECHO A GASTAR EN SUS COSAS SU CLUB SUS CIGARRILLOS SUS SALIDAS CON AMIGOS Y YO SINCERAMENTE NO TENGO ROPA DE ABRIGO NI PANTALONES Y NO ES QUE DIGO ESO Y TENGO EL PLACARD LLENO NO TENGO NADAAAAAAAAAAA, PERO CUANDO YO LE DIGO ESO ME SALE CON QUE NO HAY PLATA Y BLA BLA BLA, A MI ME ENCANTARIA NO DEPENDER DE EL ECONOMICAMENTE PERO CON LA NENA SE ME COMPLICA PORQUE NO TENEMOS A NADIE QUIEN LA CUIDE, TAMBIEN TENEMOS MUCHOS PROBLEMAS SEXUALES CAPAZ PASAN 3 SEMANAS SIN TENER SEXO Y CUANDO LO TENEMOS EL VA DIRECTO AL HECHO Y EL ACTO EN SI DURA POCOS MINUTOS Y YO NUNCA PUEDO ACABAR Y EL NO HACE NADA PARA SATIFACERME ES UNA SOLA VEZ Y NADA MAS Y ESO ME PONE MAL, PORQUE APARTE COMO DIJE ANTES NO ES NADA CARIÑOSO Y YO ME SIENTO MUY SOLA. QUIZAS LLEGA DE TRABAJAR Y POR AHI NI ME SALUDA O ME DA UN BESO EN EL CACHETE, NUNCA RECIBO UN LINDO BESO, EL BESO DE LENGUA NO EXISTE EN NUESTRA RELACION Y ESO ME LLEVO A PENSAR EN TENER QUE BUSCAR ALGUIEN QUE ME DE LO QUE EL NO ME DA PORQUE SOY UNA MUJER Y TENGO NECESIDADES PERO EL SOLO HECHO DE PENSARLO ME PONE MUY MAL NO QUIERO PENSAR NI SENTIR ASI PERO NO SE QUE HACER ESTOY PERDIDA.
OTRA COSA QUE ME ESTA PASANDO ES QUE ESTOY ARREPENTIDA DE HABER DEJADO A MI EX Y DESDE QUE NOS SEPARAMOS NO HUBO UN SOLO DIA EN Q NO SUEÑE CON EL. LO LOCALICE POR FACEBOOK LE MANDE MILES DE INVITACIONES Y DE MENSAJES PERO NUNCA HUBO RESPUESTA HACE UN AÑO QUE INSISTO, SE QUE EL ESTA CASADO Y CON UNA HIJA, PERO SIENTO UNA NECESIDAD DE UN REENCUENTRO PERO SIMPLEMENTE PARA VOLVERLO A VER NO CON OTRO FIN. PERO SE ME VOLVIO UNA OBSESION INCONTROLABLE.
PERO BUENO ESTO CON MI MARIDO Y CON MI EX ME TIENE REALMENTE MAL NECESITO QUE ALGUIEN ME ORIENTE.

Marcela, gracias por contarnos tu historia. La verdad es que tu caso nos parece muy interesante, pero muy difícil de resolver en una sola consulta. Nos parece que lo ideal sería que empezaras una terapia, de alguna manera. Sabemos que tenes dificultades económicas y de tiempo, pero esto es importante y estaría bueno buscar la manera de que eso pase a segundo plano. Pero pasemos a tu consulta.

Vos nos contas una historias en la que parece que quedás atrapada en un situación que no te satisface y de la cual no podés escapar. Y esto es lo que nos parece más importante. Vos decís “ya estoy en el baile” como si las cosas fueran irreversibles, y no es así. Habría que pensar en (al menos) dos opciones. La primera, si todavía lo querés, sería tratar de resolver la situación con tu marido. Hay muchas cosas que tendrías que tratar de hablar con él, pero primero y principal la situacion de la pareja. Preguntarle qué está pasando que no está cariñoso con vos, tratar de resolver lo sexual de alguna manera. Si él está dispuesto y también tiene interés en mantener ese vínculo, estaría bueno buscar un terapeuta de pareja. Un espacio en el que ustedes puedan hablar y ver que fue lo que cambió tanto entre ustedes. ¿Fue el nacimiento de la nena? ¿La costumbre? ¿O pasan otras cosas que no están hablando? Por otro lado también estaría bueno que vos te busques alguna actividad afuera de la casa. Algún curso o actividad, estudio, o trabajo. Algo. Habrá que hablar con él a ver como se las arreglan con el cuidado de la nena. Pero de alguna manera tienen que poder resolverlo. Todas las parejas con chicos lo hacen de alguna manera. Ya sea una guardería, o una niñera, o algún familiar, o una vecina. No se puede ser mamá las 24 horas, Marcela. Por supuesto que vos también sos una mujer, y eso tienen que recordarlo los dos.

La segunda opción sería pensar en poner un límite. Un corte a esta situación. Estamos hablando de separarte. Si no es cariñoso, ni te atiende en ninguno de los sentidos, si vos no podés hacer tu vida ni se puede hablar ni resolver nada ¿Porqué quedarte con él? Si, ya sabemos que es difícil y no tiene que ser ya, pero estaría bueno que puedas empezar a pensar en vos. Y de alguna u otra manera te vas a poder arreglar. Por supuesto que él tendría la obligación de pasarte una ayuda económica para tu hija y vos tendrás que buscarte un trabajo, y pedir ayuda a la familia, amigos, etc… Pero no es imposible. Estamos seguras que en este momento te parece totalmente imposible, pero no es así. Pero tenés que tener un espacio donde poder hablarlo.

Respecto a lo que llamás tu “obsesión” con tu ex… dos cosas. Primero, si él no quiere hablar con vos, por más que insistas e insistas eso no va a pasar. A lo sumo va a terminar en una puteada, o incluso una denuncia. Tené cuidado. Segundo, seguramente lo que te pasa con él tenga que ver con la fantasía de que si no lo hubieras dejado ahora estarías mucho mejor. Pero la verdad es que no lo sabés. Te la jugaste por lo que vos creías que era mejor para vos. Que después haya resultado distinto, era una de las posibilidades. Pero seguramente toda la frustación que estás teniendo en tu matrimonio te empuja a pensar en tu ex de otra manera. A idealizarlo y fantasear con cosas que seguramente no son del todo reales. Tratá de recordar los motivos por los que lo dejaste. Eso probablemente no debe haber cambiado mucho, seguramente si volvieras a verlo, en un primer momento parecería maravilloso (sobre todo en la comparación) pero al poco tiempo volvería a ser el de siempre. Es importante que recuerdes que ni tu actual marido, ni tu ex son los únicos hombres en el mundo. Hay otros. Y hay muchas otras cosas ahí afuera. Amigos, familia, trabajo, independencia, estudios, diversión, etc…

Marcela, cuando uno está en el baile, puede elegir bailar o quedarse mirando. Pero aún si elegis bailar, no tiene porqué ser con el paso de los otros, al ritmo del otro. Bailá con los pasos que quieras, con los tuyos. Y si se te da la gana salir y mirar si hay otros bailes mas divertidos ahí afuera, hacelo. Ya es hora de que empieces a pensar un poco más en vos.

———————————————-

¿Y ustedes que piensan? ¿Les pasó algo parecido a lo de Marcela? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué le recomendarían?




.: ¿Cuál es tu responsabilidad en aquello de lo que te quejas? :. -------------------------------------- Consultas: tuanalistaonline@gmail.com --------------------------------------
* Todos los nombres son ficticios. Además cambiamos la mayoría de los datos personales para mantener la confidencialidad de las consultas.

Querés preguntar algo y no te animás?

Hacé tu consulta anónima en: http://www.formspring.me/tuanalista

Estamos en Facebook

Pasaron por el Divan

  • 45,233 Pacientes
septiembre 2017
L M X J V S D
« Mar    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 28 seguidores

Seguinos en facebook

Votanos acá:

http://lablogoteca.20minutos.es/tu-analista-17389/0 Premios 20Blogs
Nuestro blog en
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
donde dormir en castilla la mancha
Facebook