Posts Tagged ‘Violencia

06
Sep
10

No voy a dejar.

Les copio la respuesta que nos envió Lucas R.* al consultorio, luega de su consulta anterior (la pueden leer acá)

Hola, gracias por la respuesta.

No me imagino mi vida sin mi psicóloga, aún seguimos trabajando cosas, pero la ansiedad porque las cosas se resuelvan ahora, es decir: YA, me da una bronca impresionante.
Siento que si no voy a las sesiones me falta algo. En ese lugar al que yo llamo “el espacio blanco” puedo decir todo lo que se me ocurra, putear y berrinchear todo lo que yo quiera. Ella dice que me evado para no soltar esa bronca que tengo adentro, es una bronca que yo creo muy destructiva, tengo ganas de romper cosas. Volví a pensar el tema de dejar la terapia, y creo que no lo voy a hacer. Necesito mi espacio.
Sin embargo, como ustedes dicen, este espacio ya no es tan importante, o por lo menos ya no es el único, hay gente que me quiere, ya no es mi único refugio.
En cuanto al psicodrama, en cuanto se lo nombre y le mostré la tarjetita de ese Espacio Clínico, me preguntó: ¿cuantos años tiene la psicóloga con la que tuviste la entrevista? y le dije: no llega a 28 años, y además estaba embarazada.
Y me dijo que la carrera de psicología mas la especialización en el psicodrama llevaba varios años de estudio, y que en el Uruguay el psicodrama estaba en pañales. No sé si mi psicóloga habra sido objetiva, pero le creí (yo conocí ese lugar de psicodrama por Internet, y ella no confía en lo que se consigue por internet, a mi me parece que es una anti Internet total. No puedo creer que haya tanta chantada en materia de psicología. A los pacientes les llaman clientes. $$$$$$$$$$.
Ella me dijo al principio de la terapia, de que cuando termine la terapia podíamos salir a tomar un café de vez en cuando. Yo la quiero muchísimo y no me imagino vivir sin ella, sin contarle lo que me pasa o simplemente, exteriorizar mi desconformidad con la vida.
Mi madre murió cuando yo tenía 5 años, de cáncer.. mi padre me golpeaba, a mi hermano y a mí, tengo la bronca de haberme sentido como una basura, y no me quiero lo suficiente aún por culpa de todo mi pasado. Mi padre murió cuando yo tenía casi 20 años.
Hace 14 años que estoy en la Facultad, me cuesta estudiar. No tengo ganas de hacer las cosas, hago lo mínimo necesario, pero no puedo estar al mango, a full como yo quisiera. Me canso y me desconcentro.
Nací en la Argentina, pero por la dictadura mis padres decidieron viajar a Paraguay, donde vivían mis abuelos por parte de padre. Mi padre era Paraguayo. A los 3 años nació mi hermana. Dos años más y mamá murió.
Luego mi padre se enojó con mis abuelos y nos llevo a vivir con el a Uruguay. Pero no consiguió mantenernos mucho tiempo con el (3 años) y nos “devolvió” a Paraguay. Vivimos 4 años mas allá.
A mis 13 años nos volvió a traer con el, porque se casó con una señora 11 años mayor que él. Ella nos ayudó mucho. Se dió cuenta de que yo sufría y me mando a distintos psicólogos hasta que conocí a mi psicóloga actual.
Tuve un intento de suicidio a los 23 años. Pero me recuperé, conseguí trabajo. Hace 4 años mejoré al conseguir un trabajo vinculado a lo que estoy estudiando. Este año me estoy por casar.
Sin embargo parece que todo eso viniese gratis, sin esfuerzo y sin agrado, y me cuesta disimularlo. Me cuesta valorar lo “bueno” de la vida. Se que me están pasando cosas buenas. Pero me considero inferior a los demás o diferente (para mal), siento que cuando los demás me miran debo explicar porque estoy ahí. Es como no pertenecer a ningún lado. Son ellos y yo. Siento vergüenza de mi mismo.
Siento que los demás saben que soy una mierda. Eso me jode, mucho, no tienen idea de como.
Decidí seguir un poco más con la terapia. Pero no quiero sustituirla, es única. Desarmar el vinculo todavía no es posible, aunque no quiero estar toda la vida asi. No es normal. Y yo quiero ser normal.. (suena raro no?, ya se que nadie es normal) Saludos y gracias.
Lucas: Primero queremos agradecerte por tu respuesta. Realmente se nota que te tomaste el esfuerzo de responder y contarnos tus cosas, y la verdad es que es una satisfacción para nosotras tener un poquito de feedback. Muchos no lo hacen. La historia que nos contás es una historia muy dura, y no tiene mucho sentido decirte algunas cosas que ya habras trabajado o estarás trabajando en un tu espacio de terapia. Lo que es evidente es que en tu vida has tenido muchas dificultades muy tempranas con los vínculos, y que por eso nos parece que el vínculo con tu terapeuta se ha vuelto tan importante. Tal vez por esto mismo no sea todavía el momento de dejarlo. Seguramente te ha costado mucho construir esa relación de confianza, como debe pasarte también en otros ámbitos.
Nos parece buenísimo que puedas darte cuenta de lo que te pasa con los otros. Esto de sentirte menos, de la vergüenza y el no poder valorar tus cosas buena son temas que seguramente van de la mano con la perdida temprana de tu mamá y la violencia de tu papá, sumado a las constantes mudanzas y cambios de referencias. Es dificil poder confiar en uno si no podemos confiar  primero en los otros, si no podemos tener un marco estable de contención. Si no podemos relajarnos sin saber de donde van a venir los golpes. O donde nos vamos a despertar mañana. Pero no vamos a profundizar más en esto, que para eso está tu terapeuta. Respecto del psicodrama, es cierto que en el ámbito psi hay de todo, tanto bueno como malo, asi como en internet. Eso no quiere decir que el psicodrama sea necesariamente malo. Tal vez sea bueno para vos, si elegis un buen lugar. Habrá que averiguar. De todos modos tal vez quede para otro momento. Igualmente eso no quita que puedas experimentar con lo grupal y los vínculos en otros ámbitos. Por ejemplo podés probar algún taller de teatro o alguna otra actividad grupal, tal vez en la universidad o en algún centro cultural de tu barrio, que muchas veces tienen actividades gratuitas.
Y Lucas, sabemos que no es fácil para vos, pero tenés que poder confiar un poco más en vos mismo y tu capacidades. Se nota que haces las cosas con compromiso y con ganas, por lo menos eso es lo que se deja traslucir en tus escritos.
Saludos.
Y gracias.
Anuncios
07
Jul
10

Confiar o no confiar. (2)

Hasta que aprendí, aprendí que no hay que esperar que las personas cambien, no hay que exigir, a mi me gusta ser yo misma al lado de otra persona y me gusta que otra persona sea él mismo al lado mío. No que cambie su forma de ser porque esté yo.
A partir de la experiencia que tuve con el padre de mi hija, me valoro más, no acepto que me traten mal, no ando rogando porque me quieran, (sí que lo hice).

Les he contado un poco de mi tambien para que supieran, me gustaría que me ayudaran. Tengo 35 años pero poca experiencia en cuanto al amor verdadero.

Silvina, primero gracias por confiar en nosotras y contarnos algo de tu historia. El tema de la confianza es un tema delicado. Todos tenemos nuestros recaudos en mayor o menos medida para acceder a confiar en el otro. Sobre todo cuando hemos sido lastimados alguna vez, y cuando tenemos miedo de que puedan lastimarnos otra vez. Pero la confianza es una apuesta. Una apusta que uno se anima a hacer cuando conoce a otro y puede llegar a construir alguna ilusión, una fantasía respecto de un futuro posible. Por supuesto que no es una apuesta a ciegas. Uno tantea, escucha, pregunta, observa. Hay ciertos requisitos que el otro tiene que tener para que podamos saber si es digno de confianza. Eso no quiere decir que a veces no nos equivoquemos, y como en toda apuesta, siempre está la posibilidad de perder. Lo ideal es ir apostando de a poco, y en la medida en que el otro también apuesta nos vamos relajando y vamos apostando más. Vamos construyendo esa confianza de a dos, como vos decías. Pero a veces no pasa eso. A veces uno de los dos (en este caso parece que él) es más aprehensivo y tiene más dificultades para confiar. Y esto puede deberse a varios motivos.

El primero podría ser que lo hayan defraudado mucho, en una o más relaciones frecuentes. Habría que ver, preguntarle, hablar y tratar de que te cuente un poco. Y ver si puede entender que no todas somos iguales. Seguramente que si esto es lo que le pasa, el comentario de tu compañero y amigo de él no haya ayudado.

La segunda opción sería que él mismo no se considere digno de confianza. Muchas veces uno proyecta en el otro lo que le pasa a uno mismo y a veces la gente que es poco confiable tiene muchas dificultades para confiar en los otros. Y con razón! Y si es esto lo que pasa habría que andar con cuidado.

La tercera opción, considerando que él no quiere ponerle nombre a la relación, sería que él en realidad no quiere tener algo más serio con vos. Tal vez sería momento de volver a hablarlo. Si bien el no quiere ponerle un nombre a la relación, al menos estaría bueno conocer cuales son las condiciones de la misma. Al menos para que estén en igualdad de condiciones.

Una ultima opción sería que él es simplenete muy desconfiado,, muy inseguro o muy celoso. Pero en esto la relación indefinida no ayuda mucho. Las reglas claras siempre ayudan a poder confiar un poquito más.

Respecto a tu pregunta de si debes esperar más tiempo o no, no es fácil que te lo podamos contestar por acá. Creemos que es algo que tendrías que hablar con él. Si bien es cierto, como vos decís, que no tenes porque hacerle ninguna demostración, también es cierto que él es más joven y tal vez tenga otros tiempos. Pero hablalo con él, preguntale qué opina, contale cuales son tus expectativas, que cosas querés y que cosas no estás dispuesta a tolerar de esa relación. Y escuchalo. A ver qué dice él, si sus expectativas son similares a las tuyas o distintas. A veces nos confundimos solo por no escuchar lo que el otro nos dice.

De todos modos nos parece importante que vos puedas repensar en qué posición te ubicás respecto de los hombres, y esto es para una discusión más larga. Si hacés terapia estaría buenísimo que lo hables, y si no estás haciendo terapia, tal vez estaría bueno que lo consideres. Que busques ayuda para tratar de resolver este tema. Vos decís como al pasar que a nadie vas a poder amar como al padre de tu hija, ese que te golpeaba. Que depués tuviste una relación con uno que te ataba (no decimos que esté mal, en la cama y mientras sea de común acuerdo, esta todo permitido) y después te engachas con este que te tiene pendiente de su indecisión. Evidentemente hay algo de esta situación de depender del otro que a vos te engancha.

Te cuesta confiar, pero cuando lo hacés es una confianza ciega en la que permitís que el otro te maltrate, te imponga su voluntad o te domine. Y esto es lo que habría que repensar un poquito, Silvina. No es que eso esté mal, pero ¿eso es lo que querés? ¿Y hasta donde? ¿Es un jueguito, un poco para avivar lo sexual? ¿O es algo más? Hay muchas formas de maltrato, no solo el maltrato físico, y vos lo sabés. No se trata solamente de no dejarnos maltratar, lo cual es muy importante. Sino de tratar de entender porqué eso, a veces, nos atrae tanto..

——————————————————————————————————

¿Y ustedes qué piensan? ¿Les pasó alguna vez algo similar? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué le recomendarían a Silvina?

07
Jul
10

Confiar o no confiar. (1)

Volviendo a nuestro estilo habitual, acá una nueva consulta que Silvina L* nos dejó en el consultorio. Recuerden que pueden enviar sus consultas a tuanalistaonline@gmail.com.

Hola, mi nombre es Silvina y quisiera consultar un tema. Estoy en una relacion reciente en la cual le llevo 8 años a mi pareja. Nunca dijimos que eramos puesto que me aclaró en un principìo que no le gustaba ponerle nombre a la relacion, que porqué hay que ponerle un nombre. Sin embargo me dice que me quiere. Otro tema es que yo antes de salir con el, salí con un compañero de trabajo que resulta ser amigo de él. La cuestion es que este compañero de trabajo le contó cosas que hicimos juntos a mi pareja antes que empezáramos a salir juntos. Salí con esta otra persona por el hecho de estar sola, pero se tenía en claro que era una relación pasajera, solo para encuentros amorosos y nada más. Éste amigo de el me hizo una pregunta delante de mi pareja, me dijo ¿porque te gusta tanto que te aten? o sea estuvo muy mal en actuar así.
El tema es que siempre surje este asunto, está siempre vigente para mi pareja, es decir con cualquier discusión, el dice que no tiene confianza, puesto la gente es así, las parejas se engañan y se rien uno de otro, y yo le digo que no soy la gente, que soy diferente, y que eso pasó antes que el me conociera y por lo tanto nada me hace diferente de él, puesto que estamos en las mismas condiciones de hacer lo que queramos, todo el tiempo; no porque él sepa algo de mi hace que yo cargue con una cruz. El punto en cuestión es que él me dice que piensa así, aunque me niegue el hecho que el no me hace cargar nada a mi, en realidad sí que lo hace.
El tema es que la desconfianza está. Yo le digo que si me quisiera no haria eso, que la confianza y el amor van de la mano y dijo que no es asi; para mí sí que es así.
O sea, hace poco que estamos saliendo juntos, hará mas o menos dos meses, y le he dicho que la confianza no se compra en ningún lado, sino que se cultiva y los dos partimos de cero en este aspecto pero que el no me tiene que cargar con ninguna cuota de desconfianza de antemano puesto que no le he hecho nada.

En parte entiendo lo que le pasa puesto que yo he estado muy perseguida en cuanto a relaciones de pareja; es la primera vez luego de tantos años (como 7 años, puesto que vengo de un matrimonio en el cual sufrí de violencia doméstica) de intentarlo en la cual no levanto tanto mis defensas. El tema de la confianza a mi me cuesta tambien hasta con amistades, es decir al principio me pongo muy distante y luego termino confiando y muchas veces me va mal.
Tengo una hija de 12 años. Tengo 35 años, aún no he culminado mi carrera y estoy trabajando.
El trabaja en el mismo lugar que yo pero en otro sector.

Yo le he contado cosas mías a el de mi pasado. El dice que me tiene poca confianza y que con el tiempo va a ir creciendo.
Es tonto pero me siento mal por haberle contado cosas mías y sin embargo el no lo hizo así conmigo.
Debo yo esperar un tiempo a ver si surge mas confianza?
Yo le dije que no tengo porqué hacer ningun tipo de demostración de confianza puesto que así como me ve soy yo. Es decir que o me acepta o no.
Yo tambien tengo mis recaudos en cuanto a la pareja, me cuesta el tema de la confianza, saber si estoy enamorada.
Nunca pensé que lo fuera a lograr, a querer de nuevo a alguien; claro que nunca va a ser como lo quise al padre de mi hija, pero ese fue un amor ideal, en el cual yo habia idealizado al padre de mi hija, el me pegaba y yo esperaba que cambiara, todo mal.

(Sigue la próxima…)

15
Jun
10

Divorcio con rehenes. (2)

Espero que puedan tratar el tema teniendo en cuenta que  “estan escuchando una sola campana”. El tema era parejas de padres tan peleados que en las separaciones no se dan cuenta que aniquilan a los chicos.

Besos, gracias por haber respondido el mail.

Saludos!

Claudio

Claudio nos dejó una inquietud bastante compleja. Es un tema muy importante porque en el medio de tanta pelea hay dos menores en juego que pueden terminar sufriendo mucho.

¿Porqué llegamos a estas situaciones?

Es muy difícil generalizar, pero diríamos que muchas veces tiene que ver con cierta dificultad para terminar el vínculo. La pelea constante nos permite seguir pensando en el otro y seguir teniendolo presente, casi como una negación de la separación. Seguimos estando con el otro. A veces es más difícil de lo que creíamos aceptar que eso se terminó. Implica iniciar un duelo que puede ser muy doloroso, no solo por la pérdida de aquella persona que amamos, sino por la pérdida de esos proyectos en común, del ideal de familia y de todo lo que veníamos construyendo. Puede ser muy doloroso para los dos. Incluso tan doloroso que alguno de los dos (o ambos) no estén dispuestos a dejarlo ir. Y la guerra es una manera de mantener el vínculo. Una manera horrible, está claro, pero es una manera al fin.

¿Cómo cortarlo?

Muchas veces no es fácil, pero creemos que el primer pasito sería poder aceptar, tolerar, duelar, esa pérdida. Entender que las cosas ya no van a poder ser tal como las planeábamos. Van a ser diferentes, ni mejores, ni peores, sino de otra manera. Esto va a implicar que los chicos tengan dos casas. Lo ideal es cuando los papás pueden ponerse de acuerdo y en buenos terminos decidir pautas es común para las dos casas. Horario, reglas, normas de comportamiento similares. Eso sería lo ideal. Pero en casos como el de Claudio (¡que hay muchos!) esto parece no ser viable. En ese caso, tal vez la mejor opción sea aceptar que uno no puede decidir que se hace cuando los chicos están en la casa del otro. Que esa es la mamá que elegimos para nuestros chicos y no la podemos cambiar, no importa cuánto critiquemos. Esa mamá va a hacer lo que considere que es mejor para sus hijos y eso vamos a tener que aceptarlo, al menos hasta que las aguas se calmen y podamos dialogar. Salvo que consideremos que alguna de las conductas de esa mamá son realmente riesgosas para los chicos, lo mejor es no intervenir. ¡Y esto no es fácil! Pero implica aceptar que nosotros ya no estamos presentes en esa casa. No meternos. Esto es importante, porque toda escalada de violencia es de a dos, Claudio. Lo que uno escucha es que en las parejas con estas dificultades siempre el que habla se muestra como víctima y el otro como victimario. Y no decimos que en tu caso no sea así, sino que estaría buenísimo que puedas pensar qué hacés vos para contribuir a esa escalada de violencia, ya que esas (las tuyas) son las únicas conductas sobre las cuales podemos intervenir. Lo que haga ella solo ella lo puede modificar (y esperamos que lo haga). Esto vale para cualquier escalada de violencia. Una escalada es como un círculo vicioso. O más bien como una espiral que se retroalimenta constantemente. La única manera de cortarla es no realimentarla. No avivar el fuego. Claudio, vos sos lo suficientemente lúcido para darte cuenta que de alguna manera la desvalorizás, o tus intervenciones la hacen sentir así. Suponemos que ella se siente desvalorizada y reacciona mal por eso (entre otras cosas). Entonces tenes que actuar en consecuencia. Tené cuidado con lo que decís y haces. Que no se sienta desvalorizada. Estamos seguras que en el fondo vos sabés que ella es una buena mamá con tus hijos. Hacéselo saber. Tal vez en este momento no sea fácil el diálogo. Pero se lo podés hacer saber con tus actos. Respetá sus decisiones, no te metas en cosas con poca importancia, nunca le hables mal a tus hijos de ella. Antes de discutir algún aspecto de la crianza de los chicos pensá: ¿Es realmente importante? ¿Es relevante? ¿Les cambia mucho la vida? ¿Vale la pena una pelea más? Muchas veces te vas a dar cuenta que estás subido al tren de la pelea y cualquier detalle insignificante parece volverse importante, solo para discutir. Obviamente esto no quiere decir que haya que ceder en todo. Pero como vos mismo decís, hay que pensar en los chicos. En lo que es mejor para ellos. Porque seguramente estos chicos ya están sufriendo bastante con la separación. Es muy importante que recordemos que son personitas, no objetos por los que uno puede pelear. No son un trofeo. En muchas cosas tal vez sea lo más razonable pedirles su opinión. Por supuesto los que deciden son los padres, pero los chicos tienen derecho a opinar, y a decir que les pasa. Hablá con ellos, escuchalos. Y por favor no les cuentes todos los detalles de la pulseada legal, las denuncias y las ordenes del juez. No les hables mal de la mamá porque es la única que tienen.

Y por último: No importa en lo más mínimo quién tiene la razón. Y en esto es probable que nunca se pongan de acuerdo del todo. Son dos personas distintas, viviendo dos situaciones completamente distintas, cada uno tiene su punto de vista y nos fácil que eso cambie. No se trata de tener la razon, sino de lograr un acuerdo razonable. Hay que negociar y para eso siempre hay que estar dispuesto a ceder un poco, a perder un poco. Siempre teniendo en cuenta qué es lo mejor para los chicos. Que no se convierta en una batalla de egos!

Sabemos que no es fácil y que por supuesto vos solo no vas a poder lograr cambiar completamente esta situación de un día para el otro. Pero al menos en algo va a ayudar que cambies tu posición. De a poquito las cosas se van a ir modificando. Es importante que busques ayuda para poder soportar la angustia que genera todo este proceso. Si estás haciendo terapia, mucho mejor!

————————————————————————–

¿Y ustedes qué opinan? ¿Estuvieron involucrados en una situación así? ¿Como padres, como hijos? ¿Cómo lo resolvieron? ¿Qué consejo le darían a Claudio?




.: ¿Cuál es tu responsabilidad en aquello de lo que te quejas? :. -------------------------------------- Consultas: tuanalistaonline@gmail.com --------------------------------------
* Todos los nombres son ficticios. Además cambiamos la mayoría de los datos personales para mantener la confidencialidad de las consultas.

Querés preguntar algo y no te animás?

Hacé tu consulta anónima en: http://www.formspring.me/tuanalista

Estamos en Facebook

Pasaron por el Divan

  • 45,536 Pacientes
noviembre 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 28 seguidores

Seguinos en facebook

Votanos acá:

http://lablogoteca.20minutos.es/tu-analista-17389/0 Premios 20Blogs
Nuestro blog en
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
donde dormir en castilla la mancha
Facebook